Contenido

17 de noviembre 2017

FCI: a las pymes las mismas ventajas que a las grandes empresas

FCI: a las pymes las mismas ventajas que a las grandes empresas

Los Fondos Comunes de Inversión (FCI) se clasifican según los activos en los que invierten el dinero. Analizá cuáles pueden resultarte útiles para invertir los fondos de tu negocio con las ventajas de los expertos.

$.-

"A todos los Sin grandes montos de dinero disponibles, ni equipos financieros dedicados, con los FCI las pymes también pueden invertir como las grandes empresas. inversores, las mismas ventajas que a los grandes capitalistas." Así se presentaban, en la Inglaterra del siglo XIX, los primeros instrumentos que hoy se conocen como fondos comunes de inversión (FCI) . Con una idea similar, los FCI resultan una herramienta fundamental para las pymes, ya que les permiten acceder a las mismas opciones de inversión a las que llegan las grandes empresas. Sin grandes montos de dinero disponibles, ni equipos financieros dedicados, las pequeñas y medianas empresas también pueden, a través de los FCI, invertir en acciones, bonos, obligaciones negociables y otros activos, de forma profesional y con riesgos controlados.

El prospecto de esos primeros fondos ofrecidos en Londres explicaba que las ventajas se lograban "gracias a la distribución de la inversión en diferentes acciones", un concepto que hoy se conoce como diversificación, y resulta uno de los principios esenciales para cualquier inversor. Al evitar "poner todos los huevos en la misma canasta" se logra atenuar los riesgos e invertir en un portafolio de activos, como lo hacen los grandes inversores, aun con montos de dinero reducidos. Estos portafolios de inversiones son, además, administrados por expertos que gestionan grandes cantidades de dinero, por lo que suelen conseguir mejor acceso y resultados que los de un inversor individual.

En la actualidad los FCI invierten en diversos activos, dando lugar a tipos o familias de fondos que te pueden resultar útiles para distintas necesidades financieras de tu negocio. Existe una amplia variedad, según niveles de riesgo, tipo de renta, moneda y otros aspectos, pero una clasificación básica para que comiences a entenderlos es la siguiente:

  • Fondos de dinero. Invierten en certificados de plazos fijos de diversos bancos y con diversos plazos, fideicomisos financieros y otros activos similares, lo que les permite estabilidad y rendimientos moderados, pero por encima de un plazo fijo individual, y con disponibilidad inmediata. Por su liquidez, son recomendados para objetivos de corto plazo o para mantener excedentes invertidos mientras se define su destino.
  • Fondos de bonos. El dinero de los inversores se utiliza para mantener activos relacionados con deuda, o bien del sector público (bonos y letras, como Lebacs o Letes), o bien de empresas (obligaciones negociables). Por lo general, este tipo de activos tienen rendimientos similares o superiores a los plazos fijos, con relativo bajo riesgo.
  • Fondos de acciones. Estos fondos utilizan el dinero de los inversores para comprar acciones de diversas empresas, que pueden o no estar en un mercado en particular (por ejemplo, hay fondos que invierten solo en acciones de empresas tecnológicas o agrícolas). Son recomendados para mantener inversiones de largo plazo, ya que son las más sujetas a las variaciones del mercado, y tienen una renta variable relacionada con el riesgo del portafolio.
  • Fondos mixtos. Invierten en activos variados, de acuerdo con objetivos particulares como crecimiento o rendimiento, combinando renta fija y variable. Pueden incluir activos financieros, deuda, acciones, inversiones inmobiliarias, inversiones internacionales, entre otros.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres