Contenido

06 de diciembre 2017

Encuentro Neuquén: ser protagonistas desde el sur

Encuentro Neuquén: ser protagonistas desde el sur

Se realizó el primer Encuentro Buenos Negocios en Neuquén, que cerró el calendario de eventos de este año. Allí, tres empresarios pyme locales resaltaron las oportunidades de emprender desde la Patagonia.

$.-

El tour de los El empresario busca la satisfacción de sus clientes a través del producto que entrega y, por lo tanto, lograr una satisfacción propia que va mucho más allá de la utilidad económica. Es un modo de vida. (Jorge Cervi) Encuentros Buenos Negocios 2017 llegó a su fin por este año. La última parada fue Neuquén, donde más de 400 empresarios pyme y emprendedores formaron parte de una jornada con mucha capacitación, networking y oportunidades comerciales. Es la primera vez que se realiza en evento en esta ciudad y resultó todo un éxito.

En lo que ya se convirtió en un clásico, el día comenzó con una mesa de empresarios pyme locales que compartieron la experiencia de llevar adelante sus negocios. En esta oportunidad, participaron Germán Barzi de la bodega Humberto Canale, Jorge Cervi de la empresa frutícola Cervi y Erich Tisberger, fundador de Tiser Oil&Gas Solutions.

A pesar de que cada uno pertenece a industrias bien distintas, los tres coincidieron que la región cuenta con ventajas competitivas para emprender. "La Patagonia tiene un sello de calidad que hay que aprovechar como ventaja. Además de que la gente de la zona valora los productos locales", sostuvo Barzi. Por su parte, Tisberger agregó: "Hay cercanía entre los diferentes actores, lo que genera mayor confianza. Es una zona muy rica, donde hay oportunidades y donde podemos ser protagonistas de lo que hacemos".

Te acercamos seis de los secretos que compartieron sobre cómo gestionan sus empresas:

  • Crear una cultura. A 108 años de su fundación, la bodega Humberto Canale se sigue construyendo día a día. Pero hay valores que se mantienen desde el comienzo. "Hay principios que perduran y que queremos preservar y transmitir a la siguiente generación. Lo que nos ha impulsado a mantener el liderazgo es volver a los valores de siempre: calidad, familia, trayectoria y crear un mejor futuro para las personas que trabajan con nosotros".
  • Gestionar la empresa familiar. En Humberto Canale, trabajan familias enteras. No solo de las familias fundadoras, sino que entre los colaboradores suele haber abuelos, padres e hijos. "Nuestros valores son el activo más importante y creemos que se transmiten con el paso del tiempo". Si bien aún no hay desarrollado un protocolo familiar, sí tienen algunos mandamientos compartidos entre el grupo familiar: 1) nadie tiene un puesto asegurado en la empresa. Hay que tener estudios, experiencia profesional por fuera de la empresa familiar y tiene que haber una posición disponible. 2) A nivel del directorio, cada familia tiene un representante que actúa como interlocutor. Se reúnen cada tres meses, con una agenda bien definida. 3) En cuanto a los socios, como ya son muchas las familias accionistas, tratan de facilitar el proceso si alguien quiere irse de la compañía.
  • Planificar, ante todo."Es fundamental. Hasta hace unos años no lo hacíamos, pero hace cuatro años, con ayuda de un consultor externo, desarrollamos un plan estratégico con miras a 2020, con iniciativas y objetivos semestrales", contó Barzi. Para llegar a los dos millones de botellas anuales, como proyectan, vienen realizando inversiones estratégicas en los últimos años.
  • Buscar la calidad total. Integrada verticalmente, Cervi vela por todos los aspectos de la calidad de sus productos. "El consumidor decide comprar o no comprar. Por lo tanto, tenés que procurar que tu oferta sea lo que el cliente busca. Si quiero tener un buen producto, el packaging tiene que ser el mejor, no el más barato. El diseño también tiene que estar adecuado al producto. Es un pensamiento global del negocio que no se puede perder de vista", comentó Jorge Cervi.
  • Hacerse preguntas. Erich Tisberger encarna el espíritu emprendedor. Desde joven, persiguió oportunidades. Vendió frutillas, huevos de pascua y trabajó también en relación de dependencia. Cada golpe de timón en su vida estuvo motivado por la búsqueda de nuevos desafíos. "En mi vida, fueron todas preguntas. En determinados momentos, me fui planteando: ¿qué más puedo lograr? Ya como vendedor de lubricantes, se propuso ser referente en la zona. "Pero ¿por qué quedarme en la zona? ¿Por qué no pensar a nivel país? ¿Y en la región?". En la misma línea, Barzi recomienda tomarse un tiempo para pensar a nivel personal y preguntarse: ¿por qué y para qué estoy haciendo esto todos los días? ¿Qué me motiva? Y compartir las preguntas con el resto del equipo.
  • Animarse al cambio.Tiser debió hacer una reconversión para mejorar sus estándares y la evaluación ante Shell, su principal cliente. "Convoqué a una persona que me asesora de manera externa en RR.HH. y tuvimos que hacer una serie de transformaciones que implicó, incluso, desvincular a colaboradores. Fue un proceso muy difícil, pero necesario. El management de una empresa es un activo muy importante y hacía falta profesionalizar algunas áreas. Hoy entendemos que todas las partes de la empresa hacen al negocio y al resultado final. Lo que hace cada uno aporta a una causa común: vender mejor y satisfacer a nuestros clientes".

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres