Contenido

15 de abril 2013

Trabajo 3.0

Los hermanos Jorge y Nicolás Araujo Muller crearon hace un año Nubelo.com, una plataforma de servicios freelance. La empresa ya cuenta con oficinas en España, Argentina, Chile y está llegando en breve a Colombia y México. Bajo el paradigma del teletrabajo crearon una empresa que supo encontrar su lugar en el mercado.
$.-
La oportunidad "Emprender es como armar un avión cuando estas volando".

"La historia de Nubelo tiene su origen en un proyecto anterior. En 2011, iniciamos juntos Work At Home, un emprendimiento de teletrabajo enfocado en las corporaciones que ofrecía, entre muchas cosas, la posibilidad de vincular empresas con personas con discapacidad motriz, alentando su contratación. Tuvo tal difusión que nos permitió captar la atención de empresas y lograr los primeros interesados en contratar personal a distancia.

Fui ahí cuando comenzamos a recibir gran cantidad de mails en los que trabajadores independientes nos solicitaban trabajo, especialmente en el área de desarrollo web, diseño y programación. Además, la casilla empezó inundarse de currículos. ¡Nos llegaban 50 por día! Todos ellos con ganas de trabajar a distancia.

Este fue el punto de inflexión: nos dimos cuenta de que estábamos frente a una oportunidad de negocio."

Manos a la obra

"Nos organizamos, comenzamos a investigar que había respecto al tema de trabajo a distancia y nos contactamos con otros dos profesionales de España que habían detectado la misma oportunidad que nosotros. Compartíamos intereses e idea de negocio. Así fue que con nuestros ahorros sacamos pasajes a España y nos fuimos a reunir con ellos. Preocupados, ansiosos, lanzados y entusiasmados, trabajamos juntos y logramos ponernos de acuerdo para dar vida a lo que hoy es nuestro emprendimiento: Nubelo.com."

Nube de preguntas

"Nuestro principal desafío al principio resultó ser la incertidumbre; saber si lo que teníamos en mente iba a resultar. Eran muchas las preguntas que se nos disparaban cada día: ¿habrá personas interesadas en este proyecto o solo nos pareció a nosotros?

Hicimos investigaciones para corroborar nuestras percepciones y las de nuestros socios en España. Afortunadamente, había mercado.

Pero los desafíos son diarios: defender la idea, el proyecto, empujarlo, hacerlo crecer y mantenerlo activo. Hay que dedicarle tiempo, consultar con otros, aprender a escuchar, a respetar los tiempos y a trabajar duro."

Los primeros momentos

"Lo que más recordamos todos son muchas horas de trabajo. Éramos cuatro personas trabajando juntas y aprendiendo; intentando organizarnos, discutiendo y poniéndonos de acuerdo. Al principio cada uno trabajaba desde su casa, robándole tiempo al tiempo y con mucha ansiedad. Después tuvimos una oficina chica en la que todos hacíamos un poco de todo. Ganamos INCUBA, un programa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y allí nos "incubaron" y nos dieron una oficina. Comenzamos a vivenciar el clima emprendedor. Había ahí muchos otros emprendedores como nosotros que apostaban al futuro y a algo diferente. Cada uno de los pasos vividos, de una u otra manera, fueron consolidando en nosotros el sentir del camino correcto y el disfrute."

Armar un avión en el aire

"Jorge resume cómo fue gestionar el crecimiento de Nubelo en una frase a la que todos adherimos: «emprender es como armar un avión cuando estas volando». Esto significa solucionar las cuestiones del día a día y al mismo tiempo poder tomarnos momentos para pensar las decisiones estratégicas de Nubelo.com a largo plazo. Armamos planes de trabajo por áreas y tratamos de cumplirlos, de revisarlos, de ajustarlos y eso nos ayuda y nos ordena. Como en todo emprendimiento hay momentos de caos y, desde allí, surgen cosas nuevas también. El camino a veces tiene momentos de caos que hemos aprendido a valorar".

Caer para levantarse

"Tuvimos muchos fracasos, y cada uno de ellos formó parte del proceso de aprendizaje. Nos anotamos en varios concursos de emprendedores y aceleradoras y en algunas nos decían que no existía el mercado o que no iba a funcionar en la Argentina. Así aprendimos a nunca darnos por vencido. Creer en el proyecto de uno es clave. Con esa perseverancia seguimos adelante y conseguimos ganar concursos. Encontramos empresarios e inversores que hoy respaldan a Nubelo.com.

Y aún hoy, con el emprendimiento en marcha, a veces tenemos nuevos "fracasos", pero ya no nos desanimamos. Sabemos que forman parte del proceso de crecimiento y de aprendizaje. Fracasar, mejorar, aprender y seguir intentándolo..."

En 3 preguntas

  • Qué diferencia a Nubelo?

- Concebimos una nueva manera de nuclear a los trabajadores y es en el marco del trabajo 3.0, al que definimos como un nuevo concepto que incluye una web inteligente. Se trata de un trabajo a la carta, virtual y remoto. Además, desarrollamos una metodología de trabajo, un espacio de pertenencia y herramientas para acompañar a los usuarios.

  • Un consejo para un emprendedor...

-Que se anime, que pruebe, que trabaje duro. Algo bueno va a salir. Si no es en el primer intento, ni en el segundo, que aprenda de sus errores y siga insistiendo. La clave es perseverar, analizar y volver a intentarlo.

  • ¿Qué es lo que más les gratifica de su trabajo?

Lo que más nos gusta es convertir una idea en una realidad. Desde el principio y hasta el día de hoy, ver cómo algo que se concibe en equipo, se trabaja y se hace realidad nos parece espectacular.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres