Contenido

15 de junio 2018

Experiencia empleado: un concepto práctico para gestionar a las personas

Experiencia empleado: un concepto práctico para gestionar a las personas

Te contamos a continuación qué es la "experiencia empleado", para qué te sirve, cómo podés aplicar el concepto en el día a día de tu pyme, y qué resultados podés lograr.

$.-

El concepto "experiencia empleado", a diferencia de otros conceptos de gestión, es intuitivo y práctico. Es una forma natural y efectiva de gestionar personas, que se potencia cuando se aplica a pymes. Te contamos a continuación qué es, para qué te sirve, cómo lo podés aplicar en el día a día, y qué resultados podés lograr.Las pymes pueden personalizar las experiencias de sus empleados, algo mucho más complejo y costoso de hacer en una empresa grande.

Todos diseñamos experiencias

El diseño de experiencias no es nuevo. Debe tener tan solo unos...... miles de años. Es algo que une a los humanos. Un terreno conocido, común y compartido. Cada uno de nosotros ha diseñado cientos de experiencias. Empezando por ese regalo que compramos –no importa a qué edad– y pensamos cómo la otra persona lo iba recibir, lo iba a usar, y hasta imaginamos cómo se iba a sentir al usarlo. O esa cena especial, dónde imaginamos cómo iban a paladear cada plato que poníamos en la mesa.

Muchas veces, y pese al tiempo dedicado, no todo fue siempre éxito y felicidad: hemos pasado por haber dado sorpresas que no han sido bien recibidas, y también por haber dado regalos que no tuvieron el impacto que imaginamos. Más allá del resultado, el diseñar experiencias es humano. Y el vivirlas también.

Experiencia empleado

La "experiencia empleado" es la frase que vamos a usar para resumir todas las percepciones que tuvo el empleado a lo largo de su vida en la empresa. Incluye la suma de interacciones que tiene con la marca, la tecnología, sus tareas, el ambiente y las personas. Podemos pensar a la experiencia empleado como el resultado de un "viaje", que todos los días va sumando momentos que van construyendo esa experiencia.

No podemos cambiar el pasado, pero sí podemos crear nuevas experiencias o mejorar las experiencias anteriores para crear una percepción integral más positiva.

¿Y por qué es importante gestionar esa experiencia? La motivación, la actitud, el compromiso o el impacto de las personas en el clima laboral dependen mucho de cómo perciba ese viaje cada empleado individualmente y los equipos como grupo. Cuanto mejor sea esa Experiencia Empleado, seguramente, se obtengan mejores resultados.

Cerca es más fácil

Más allá de la heterogeneidad del "mundo pyme", lo que tienen en común las pymes es la cercanía.

La cercanía le da a las pymes una excepcional ventaja a la hora de diseñar experiencias. En una pyme, la mayoría de las interacciones y procesos tienen nombre y rostro conocidos.Escuchamos las palabras en directo, vemos a poca distancia las emociones que provocan las buenas y malas experiencias. Conocemos la historia y realidad personal de muchos o todos de la empresa.

Esto le da a las pymes una enorme oportunidad: se pueden personalizar mucho las experiencias, algo mucho más complejo y costoso de hacer en una empresa con gran dotación.

Por dónde empezar

La experiencia empleado está compuesta por miles de momentos que la conforman. Y si quisiéramos concentrarnos en aquellos importantes, también notaríamos que son muchos. Por suerte, si bien todos los momentos son importantes, hay algunos más importantes que otros.

La clave es concentrarse en los que tienen más impacto, no importa si son rutinarias u ocasionales.

  • A veces habrá que repensar situaciones rutinarias: dónde se sienta, el mouse que opera todos los días, cómo es el ambiente social donde almuerza, etc.
  • Otras veces habrá que focalizar en esas situaciones que, por críticas o alto impacto, van a quedar grabadas a fuego en la memoria colectiva. Para dar un ejemplo: una mala noticia, a veces no se recuerda tanto por la noticia en sí misma, sino por cómo fue la experiencia al recibirla.

Una vez elegido el momento a diseñar, hay que pensar qué siente el empleado, que comportamientos le genera, cómo impacta eso en los demás, e imaginar una nueva experiencia –mejorada –, focalizando no sólo en la productividad de lo que hace, sino cómo es la nueva experiencia cuando atraviesa esa etapa del "viaje" que queremos rediseñar.

El trabajo paciente y constante sobre el rediseño y construcción de esa experiencia empleado redundará en personas más motivadas, con mejor actitud, generadoras de mejor clima, y por supuesto, con mejores resultados.

En el próximo artículo te contamos cómo podés empezar a gestionar con este modelo.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres