Contenido

30 de abril 2013

"La pasión va de la mano de la autocrítica"

Ríos Benso surgió en 2009 como una propuesta alternativa en el mercado del calzado femenino. Hoy ya tiene un local propio y apuesta a desarrollarse en el interior y exterior del país.
$.-
Luciana buscaba zapatos para su casamiento "El camino es arduo, pero cada logro, por pequeño que sea, es una enorme bocanada de oxígeno". por civil y por Iglesia cuando advirtió que todas las casas ofrecían productos similares y que a ella se le ocurrían propuestas que no veía plasmadas en el mercado. Resignada compró cuatro pares que no terminaron de "emocionarla", pero decidió crear una marca que ofreciera lo que ella había estado buscando. Así es como comenzó la historia de Ríos Benso, una marca que concibe el zapato como una obra de arte, de la mano de Luciana y Mariano, su marido, allá por 2009.

Empezaron con siete modelos y ocho pares de cada uno, vendiéndolos en el living de su casa. "Teníamos pocas expectativas, pero al fin del día nos quedaban poquitísimos pares sueltos", cuenta Luciana. Sin embargo, eran conscientes de que muchos de sus clientes habían sido amigos y que necesitaban validar su idea en otros ámbitos.

Así fue que, para testear el proyecto y formalizar su negocio, participaron en varios espacios para emprendedores como el Programa Desarrollo Emprendedor del GCBA (ganando el primer premio en la categoría "Competencias emprendedoras" y mención especial en "Plan de negocios"), luego en la Competencia NAVES del IAE y, posteriormente, aplicaron exitosamente al Programa Buenos Aires Emprende, ganando un aporte no reembolsable que les permitió posicionar la marca y abrir un local propio. "El capital más importante que nos quedó de haber participado en estos programas fue el ecosistema emprendedor. La energía compartida, la pasión por emprender, y el networking son combustibles fundamentales. Es una excelente manera de sentirse "menos solos" en la aventura de emprender", destaca Luciana. De la experiencia en Naves, sumaron un tercer socio, Alain Hombreux, su mentor en la competencia, quien los "apuntala" en estrategia y planificación comercial.

¿El ADN de Ríos Benso? "Apostamos a lo artesanal, con un marcado énfasis en la calidad de la confección y los materiales. Nuestra propuesta es diferente porque nuestra marca no intenta parecerse a ninguna. Esto nos permitió ir cosechando clientas que permanecen fieles desde el principio, y con el tiempo vamos creciendo en cuanto a innovación y originalidad", sostienen los emprendedores.

De a dos

Marino odontólogo y Luciana economista, tuvieron que capacitarse para arrancar el negocio. Luciana realizó un curso de diseño artesanal y hoy se ocupa de esa área además de la parte financiera, mientras que Mariano está a cargo de la relación con los proveedores, un aspecto clave de la empresa. En esta clara división de roles radica, para Luciana, la clave para trabajar en pareja: "Cada uno se dedica a lo que mejor sabe hacer, y se respetan los conocimientos del otro. Algo que teníamos en claro era la necesidad, desde el arranque, de mantener separadas las discusiones. No mezclar, es ley. Y la respetamos a rajatabla".

Si bien el proyecto les demanda mucha dedicación, ambos continúan trabajando en sus profesiones de manera tal que no "peligre la economía familiar y para cubrir flujos de fondos negativos cada vez que hace falta", explica Luciana.

Ríos Benso cuenta con una tienda online, además de un local en Recoleta, por donde se canalizan la mayor parte de las ventas minoristas y apuestan a desarrollarse en el interior del país y en mercados externos.

En 3 preguntas

  • ¿Les tocó enfrentar algún fracaso? ¿Cómo se sobrepusieron?

Nuestros principales fracasos fueron una estafa muy grande al año de empezar, y la cesación de pagos de uno de nuestros principales clientes a fines de 2012. De ambas experiencias rescatamos una gran enseñanza: no importa qué tan bien esté evaluado el riesgo, no importa qué tantas medidas se hayan tomado para acotar la pérdida, lo más importante es que la pérdida puede ocurrir y si sucede hay que tener espalda para hacer frente al problema. De la primera nos repusimos, de la segunda todavía estamos intentando salir adelante.

  • ¿Cómo definirían la experiencia de emprender?

La aventura de emprender tiene mucho de orgullo, pasión, esfuerzo y sacrificio. Se obtienen logros y fracasos, hay momentos gratificantes y otros no tanto, pero lo que fundamentalmente define al emprendedor es un enorme deseo de convertir un sueño en idea de negocio y, con el tiempo, en empresa. El camino es arduo, pero cada logro, por pequeño que sea, es una enorme bocanada de oxígeno.

  • Un deseo y un consejo...

Si tuviéramos que pedir un deseo, quisiéramos ver a nuestra pequeña empresa crecer y prosperar. Y si tuviéramos que dar un consejo, diría que la pasión, el esfuerzo y el sacrificio también van de la mano de la auto-crítica y la evaluación temprana. Una vez alguien dijo: "Admite tus errores, corrige tus acciones, sigue adelante".

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres