Contenido

08 de agosto 2018

Cómo formar y consolidar un equipo de IT

Cómo formar y consolidar un equipo de IT
Armar un equipo de software en una empresa cuyos productos están basados en tecnología requiere tener en cuenta diversas variables: definir roles, metodologías, herramientas, estrategias de atracción y retención son algunas de ellas.
$.-

Teniendo en cuenta que una persona puede asumir varios roles, los siguientes sirven a la hora de generar un equipo:

  • Líder: es aquel que tiene claro los objetivos a lo largo del tiempo, sabe qué problemática pretende resolver dicho producto, sabe moverse para entender qué se requiere construir y qué puertas se necesitan abrir con otros jugadores del mercado. Punto extra si desarrolla la habilidad de "hablar técnico", ya que va a aceitar mucho la relación con el equipo de desarrollo.
  • Líder Técnico: es quien entiende qué se necesita hacer, tiene la experiencia y la capacidad de entender cómo se va a llevar a cabo, puede estimar cuánto tiempo les debería llevar para tener fechas de referencia. Es quien conoce las variables del contexto actual y junto a su equipo toman las decisiones técnicas direccionales.
  • Desarrolladores (no todos se necesitan y hay roles más específicos, depende de qué se esté haciendo):

  1. Infraestructura: provee capacidad de correr el código en, por ejemplo, la nube.
  2. Backend: se ocupa de la lógica de negocio y la conexión de servicios.
  3. Frontend: implementa lo que finalmente se ve en una pantalla.
  4. "Fullstack": esta sería una persona que tiene la habilidad de asumir todos los roles.

  • Diseñador UI/UX: es el que traduce las ideas del producto a cómo un usuario va a interactuar con dicho producto (imágenes, logos, layouts, colores, tipografías).

  1. UI.Interfaz de Usuario por sus siglas en inglés, es lo anterior, las interacciones visuales.
  2. UX. Experiencia de Usuario, es un rol que hoy se especializó dentro de los diseñadores, y hace referencia a la forma metódica de ponerse en los pies del usuario, saber quién es, cómo es, cómo se comporta, y sobre todo, mejorar cada paso en los puntos de contacto del usuario con el producto.

Una vez que están definidos los roles y quiénes los desempeñan, para que el equipo se consolide, es necesario tener en claro y explícita la misión y visión, el propósito del emprendimiento, vital para saber qué priorizar por sobre otras cosas y no generar falsas expectativas. También explicitar cuáles son los valores que funcionarán como pilares, es fundamental tener valores en común, especialmente en los momentos en que se incorpora alguien al equipo y cuando las cosas no salen como se planeaba. Armar un equipo de software en una empresa cuyos productos están basados en tecnología requiere tener en cuenta diversas variables.

Es clave generar una excelente comunicación: todo se debería poder decir, lo bueno y lo que se puede mejorar. Es ideal que en cada conversación de trabajo que involucra algo a hacer se defina responsables: quién - hace qué - para cuándo. También estar abiertos al aprendizaje constante: todos los errores dejan una pista hacia un aprendizaje, si se tapan, esa pista se pierde como una huella en la lluvia.

Otro factor a considerar son las herramientas de trabajo, hay que incorporar las que ayuden a focalizar en hacer de la mejor manera y en el menor tiempo el producto que genere un valor agregado. Mi recomendación es desarrollar solo lo que hace especial al emprendimiento; para lo demás se puede utilizar un servicio pago o buscar alguna alternativa gratis u Open Source.

También es importante incorporar metodologías que ayuden a entender y generar procesos que aceleren los tiempos de trabajo. Y que se incluya una frecuencia de "parar la pelota" y cuestionar los pormenores de la metodología en sí. Si no, el equipo termina haciendo cosas "porque funciona así", y termina estancándose, generando un malestar debido a una forma de ser de la empresa "rígida sin sentido".

Algunas metodologías que utilizamos en Increase con buenos resultados son:

  • Retro: es una hora al final de la semana que se inicia con un integrante nuevo presentándose para que todos lo conozcan, sigue con los líderes de equipo comunicando avances respecto a los objetivos, y termina con cada integrante comentando sobre su semana, en que se equivocó y que pistas sacó de eso para lograr un futuro aprendizaje. Es muy humana y enriquece la sinergia que hay en el equipo.
  • 1 a 1: metodología centrada en personas, en mantener reuniones frecuentes (cada un mes) entre una persona que toma el rol de líder y otra que recibe feedback. Ayuda a no perder de vista lo importante que es cada persona, y que cada uno esté contento con el ritmo de su crecimiento dentro de la empresa, y si no, establecer claras acciones para remediarlo con las cartas posibles.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres