Contenido

Claves para evaluar una propuesta de reventa

¿Revendedor? ¿Consultor independiente? ¿Agente de ventas? Si estás evaluando una propuesta para trabajar como parte de la red de ventas de una empresa, no dejes de analizar los siguientes puntos antes de dar el "sí".
$.-
  1. Seriedad de la propuesta. El sistema de reventaNo todas las propuestas de reventa son iguales. Dedicá un tiempo a evaluar cuál te conviene. es un punto de partida valioso para muchos emprendedores, ya que les ofrece capacitación y acompañamiento para iniciar un negocio. (ver "Venta directa: ¿el primer negocio propio?) Sin embargo, detrás de algunas propuestas se esconden esquemas que buscan aprovechar la ansiedad de quienes buscan una salida laboral. Si te piden sumas importantes de dinero para acceder, no tenés referencias independientes o te prometen resultados demasiado sorprendentes, desconfiá.
  2. Respaldo de la empresa. Cuando se quiere iniciar un negocio propio hay dos grandes caminos por delante: hacer algo totalmente propio desde cero, o sumarse a empresas que te dan el "paquete armado". Las franquicias no están al alcance de un microemprendedor, mientras que la venta directa es la forma de tener muchos pasos solucionados. Pero tenés que sumarte a una empresa seria y probada para que las cosas funcionen; los riesgos siempre son mayores con una empresa nueva. Evaluá no solo la trayectoria y la marca, sino también el apoyo específico que te van a brindar si te sumás a su equipo.
  3. Inversión inicial. Por lo general las empresas solicitan una primera compra de mercadería o de un kit de inicio, pero suele tratarse de una inversión inicial relativamente baja. De todas formas, realizá cuentas para saber cuándo podrás comenzar a tener ingresos genuinos (ventas menos pago de mercadería y otros costos).
  4. Organización del trabajo. ¿Cómo funciona? ¿Te dan catálogos? ¿Posibilidad de hacer los pedidos online? ¿Trabajás totalmente solo o estarás en contacto con coordinadores o supervisores? ¿Con qué frecuencia? Tené en cuenta también que uno de los activos más valiosos que puede dejarte la venta directa es la capacitación, por lo que evaluá de qué forma el trabajo el acompañamiento de la empresa te ayudará a aprender (sobre productos, ventas, marketing, etc.).
  5. Potencial de mercado. Aun si los productos son probados y funcionan en otros mercados, necesitarás estimar y conocer tu mercado particular para poder proyectar tus ingresos y organizar tus acciones comerciales. ¿Quiénes son los clientes potenciales? ¿Dónde están? ¿Cuánto pueden comprar?
  6. Ajuste a tus expectativas. Las razones para emprender son muy diversas (ver "8 razones para trabajar por cuenta propia"), por lo que para que ser revendedor de una empresa te satisfaga es necesario que esté en sintonía con lo que buscás, tanto en términos económicos como en posibilidades de desarrollo, capacitación, tipo de productos, relación con otras personas o filosofía de trabajo.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres