Contenido

27 de mayo 2013

"Emprender es para valientes"

Be BetterHotels es uno de los emprendimientos que participó programa del "Microemprendimiento a la pyme", del Banco Galicia. Cómo superaron varios obstáculos y qué les aportó esta capacitación.
$.-
En 2009, Diego Bolettieri y Calixto Carbone, excompañeros de trabajo, comenzaron a poner en marcha lo que tiempo después se convertiría en Be BetterHotels, una empresa dedicada a dar soluciones en ventas y marketing online para hoteles. Ambos con una extensa trayectoria en el mundo hotelero, querían ofrecer un servicio novedoso –presente en otros países­– en el mercado local.

En un primer momento, la empresa era "mono-servicio", como ellos mismos explican. "Comenzamos ofreciendo un software de reservas online para las páginas web de hoteles, brindando como valor agregado el desarrollo de acciones de SEO (posicionamiento en motores de búsqueda de internet)", cuentan. Hoy, Be BetterHotels ofrece, además, un pack completo de consultoría para hoteles. "Queríamos brindar un abanico amplio de propuestas que pudiesen cubrir de forma flexible las necesidades específicas de cada establecimiento hotelero, desde un Bed&Breakfast en Palermo hasta un hotel cinco estrellas en Tucumán. La idea es adaptarse «a medida» de cada cliente; no es posible garantizar el éxito aplicando la misma receta para todos los casos".

Al comienzo, la implementación de la idea fue "verdaderamente asistemática y muy progresiva", confiesan. Como tantos otros emprendedores, empezaron trabajando desde sus casas, con reuniones semanales y un intenso intercambio de mails diario. En el sexto mes de gestación, surgió la posibilidad de abrir una oficina para atender a los primeros clientes."Estábamos convencidos de que un espacio físico propio nos permitiría lograr una mayor seriedad, productividad y compromiso con el desarrollo del emprendimiento", dicen. En ese momento, también decidieron contratar al primer empleado, bajo modalidad part-time, para que los ayudara en tareas administrativas y así poder concentrarse en captar más clientes y atender mejor a los que ya confiaban en ellos.

Al no tener una fuente de financiamiento externa todo lo hicieron "a pulmón", reinvirtiendo los ingresos que se iban generando. Además, cada uno aportó sus ahorros y recurrieron a préstamos de familiares y amigos.

Retos y oportunidades

"El desafío más importante al cual nos enfrentamos desde el inicio (y al que todavía hoy seguimos enfrentándonos) es el de superar las barreras propias de las estructuras mentales tradicionales de amplios sectores de la industria hotelera. Existe una cierta inercia que "empuja" hacia atrás frente al desafío de innovar y adaptarse a los nuevos tiempos", sostienen.

Paradójicamente, para ellos este panorama significa una gran oportunidad: "Es evidente que hay mucho trabajo por hacer, existen grandes potencialidades, sobre todo en aquellos destinos menos cosmopolitas de nuestro mercado nacional y regional, sectores que no se han incorporado plenamente a la globalización de los mercados", argumentan los emprendedores. De esta manera, el desafío que tienen por delante es doble, dicen: "Tenemos que educar o modernizar a la hotelería para que implementen nuevas herramientas y convencerlos de que nosotros podemos proveerles la solución".

Otro reto que tienen los emprendedores es diferenciarse y hacerse ver en un mercado muy competitivo. "Hay que hacer esfuerzos por diferenciarse agregando valor a los propios servicios, lo que constituye todo un ejercicio de creatividad y supervivencia para el emprendedor".

Renacer de las cenizas

A lo largo de estos años, Diego y Calixto reconocen haber tenido que sortear varias dificultades, algunas desencadenadas por factores externos, cuyo control escapaba de sus manos, pero otras fueron el resultado de malas decisiones estratégicas. "Los primeros desnudan debilidades que uno no había advertido previamente, pero si a posteriori son leídos correctamente, sirven para fortalecerse", sostienen.

Así, por ejemplo, en 2011, los emprendedores hicieron una gran apuesta a la temporada de invierno sumando personal, pero el volcán Puyehue se llevó puesto también sus planes de crecimiento. "Esa crisis nos obligó a repensar el negocio y a diversificar un poco más nuestros servicios, para reducir nuestra vulnerabilidad".

"También hemos tenido desaciertos por fallas en las proyecciones de ventas, por subestimación de las amenazas, por sobreestimación de las fortalezas, por mala lectura de las oportunidades. En definitiva, por falta de análisis más precisos y acabados sobre aspectos internos de nuestra empresa y sobre el contexto. Del último traspié tardamos más de seis meses en recuperarnos", cuentan.

Sin embargo, este subibaja y adrenalina es lo que Diego y Calixto más disfrutan: "La satisfacción es mucho mayor cuanto más difíciles son los retos. Esto es parte del ADN de todo emprendedor: encarar nuevos proyectos, tener ideas que redefinen la idea original, ir paso a paso para lograr tu visión, con avances pero también con retrocesos. Es algo placentero porque, en definitiva, se trata de un ejercicio de la propia libertad", concluyen.

En tres preguntas

  • ¿Cómo les resultó la experiencia del programa del Microemprendimiento a la pyme?

Los emprendedores, por el condicionante común que tenemos de aventurarnos a hacer negocios con pocos recursos, nos sumergimos con frecuencia en los quehaceres de la operatividad cotidiana, descuidando casi sin darnos cuenta los desafíos propios de la toma de decisiones gerencial. Esto es un problema porque tendemos a ocuparnos sólo de lo urgente, descuidando el futuro de nuestros proyectos. Para esto es fundamental detenerse y analizar con cuidado nuestro negocio, haciendo un ejercicio crítico profundo, para lo cual es necesario tomar cierta distancia. Lo que más rescato es la posibilidad de obtener apoyo profesional para hacer una tarea reflexiva que apunta a pensar estratégicamente, más allá de lo inmediato.

  • ¿Qué proyectos tienen a futuro?

Queremos expandir nuestros servicios hacia otros países de Sudamérica, en los cuales también existen grandes potencialidades para el desarrollo de herramientas y canales de venta online aplicados a la hotelería. Para esto buscamos socios en cada país que conozcan las especificidades de cada mercado nacional.

  • ¿Cómo definirías la experiencia de emprender?

Ser emprendedor no es algo para cualquiera.Implica un alto grado de valentía porque es un modo de encarar la vida basado en abandonar el conformismo y las propias seguridades, para lanzarse a alcanzar una visión con mucho sacrificio, esfuerzo, creatividad y perseverancia. Hay que estar mentalmente preparado para enfrentar y superar innumerables obstáculos, así como saber que, al estar en un mundo cambiante y complejo, siempre surgirán nuevos desafíos que nos obliguen a repensarnos estratégicamente. Como emprendedores hay que estar preparados para saber que inevitablemente van a existir contratiempos, fracasos y retrocesos que pueden desanimarte y amenazar tus proyectos, lo importante es saber aprender de estos y tener la templanza suficiente como para levantarte e ir con más fuerza aún por tus objetivos.

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres