Contenido

06 de octubre 2016

Consejos para una elección profesional de empleados

Entre la lectura de currículums y el primer día de trabajo de tu nuevo empleado, tu tarea de selección es esencial. Realizala como un profesional, aun si es tu primera experiencia.
$.-
¿Recibiste una pila de CVs para cubrir el próximo La tarea de selección de personal es esencial para incorporar los mejores miembros a tu equipo de trabajo; hacela de forma profesional aunque no la tercerices. puesto de trabajo en tu empresa? Te guiamos para que sigas las etapas que usan los profesionales para seleccionar personal, aún si vas a realizar vos mismo el proceso.
  • Realizá una primera preselección rápida de CVs. Revisá tanto los currículums que tengas en papel como en digital, sin leer en detalle. No dediques más de unos minutos a cada uno; no te detengas en fotos o detalles. Sólo punteá que cumplan con los requisitos pedidos. Creá tres categorías (pilas de papel o carpetas, si solo se trata de CVs online): los descartados, los que pasan y los que te dejan dudas.
  • Analizá los que te resultan de interés. Realizá, ahora sí, una lectura más detallada de los preseleccionados y comparalos con el perfil del puesto. Si la pila de los interesantes es insuficiente, revisá nuevamente los dudosos. Reducí los candidatos a una cantidad razonable para entrevistar. Evitá sesgos y prejuicios en la decisión.
  • Tomá contacto con los preseleccionados. Realizá una llamada telefónica o enviá un correo electrónico para citar a una entrevista. Podés aprovechar el contacto para profundizar la información presentada en el CV, así como para verificar, por ejemplo, el uso de un idioma extranjero. Descartá en esta etapa a quienes no coincidan con el perfil o no parezcan interesados.
  • Mantené al menos una entrevista. El contacto cara a cara permite conocer mejor a los candidatos, analizando aspectos de la personalidad, ideas, valores y antecedentes. Preparate un cuestionario guía y usalo durante la entrevista, tomando nota de la información relevante.
  • Comprobá referencias. Dedicá un tiempo a confirmar y recibir más información a través de antiguos empleadores y otros referentes. Usá también buscadores online y redes sociales para verificar datos.
  • Pedí pruebas de aptitud y tests psicotécnicos. Dependiendo el puesto, podés exigir exámenes de conocimientos, idiomas, informática y otras habilidades. Es recomendable también que sobre los finalistas, contrates a un psicólogo organizacional para que tome algunas pruebas o tenga una entrevista que permita realizar una evaluación profesional.
  • Seleccioná al menos dos finalistas. Rara vez vas a encontrar una persona que claramente encaje en tu búsqueda, sin generarte alguna duda o, aun si la encontrás, no necesariamente va a aceptar o estar disponible para tu propuesta. Es recomendable llegar a una terna de finalistas a los que podés volver a entrevistar o pedir alguna evaluación adicional.
  • Realizá una propuesta de contratación al candidato elegido. Asegurate de tener todos los puntos de la propuesta de empleo claros para poder comunicarlos a la persona seleccionada: forma de contratación, horarios, remuneración, beneficios, etc. En algunos casos, en esta etapa puede haber cierta negociación adicional sobre las condiciones de trabajo.
  • ¡Dale la bienvenida a tu nuevo empleado! Recibí al nuevo miembro de tu equipo con una presentación de la empresa y una preparación para su puesto.

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres