Contenido

¿Mi jefe, mi amigo?

Las redes sociales imponen un nuevo paradigma de comunicación y relacionamiento en donde jefe y empleado se encuentran más allá del vínculo laboral. Cómo gestionarlo.
$.-
Hay un límite muy difuso hoy en el estilo de los"Debemos definir qué apertura tiene mi red social, qué información comparto con mis amigos y cuál será el impacto que se generará al compartirla con mis empleados". vínculos con el ingreso de la generación más joven a las organizaciones. El nivel de información que se comparte transparentemente a través de las redes sociales ha generado muchísimo debate en las organizaciones, ya que el límite de lo privado y lo laboral se mezcla. Incluso postear sensaciones acerca de la compañía donde se trabaja tiene un impacto en el resto de la organización y del mercado. Las redes sociales son un fenómeno que no lleva muchos años en el mundo organizacional y que estamos aprendiendo a manejar.

Es muy importante como managers poder saber que ciertos valores como la autoridad, el liderazgo, la delegación deberán siempre estar presente, con respeto, pero entendiendo la nueva dinámica que imponen las redes. Debemos, entonces, definir qué apertura tiene mi red social, qué información comparto con mis amigos y cuál será el impacto que se generará al compartirla con mis empleados.

Con esa respuesta podremos entender qué es lo que más conviene a la hora de hacer de nuestra red social una red de amigos y empleados. Estos procesos se dan en todo tipo de organización, dado que cuanto más chicos son los grupos y compañías más se potencian estos vínculos. No es anecdótico el efecto de la red social en la vida cotidiana del liderazgo, en tanto que la informalidad de una red social es esperada por la nueva generación en la relación con sus jefes.

Estos nuevos tipos de vínculos provocan una evolución en la manera de desarrollar el trabajo y las relaciones.  La inmediatez de los cambios en los recursos para comunicarse ha producido innovadoras formas de decodificar los mensajes. Entender estos nuevos tipos de relaciones, que no son ni mejor ni peor que las anteriores, solo diferentes, nos permite colocarnos en un espacio de análisis y crear situaciones en las organizaciones que nos posicionen como pioneros en estas características tan valoradas por esta nueva generación. Una generación que, al comenzar a tomar posiciones de gerentes, impacta con nuevos cambios. Saber aprovecharlos para potenciar las diferentes generaciones y sus habilidades es una tarea clave para poder así fomentar el negocio.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres