Contenido

Cuenta empresa: ¿la necesitás para tu negocio?

No en todos los casos es imprescindible arrancar con una cuenta bancaria separada para tu negocio o actividad comercial, pero puede simplificar tus operaciones y ayudarte a crecer.
$.-
Muchos emprendimientos arrancan sin formalizarseMantener una cuenta independiente a nombre de tu empresa es parte del crecimiento y la profesionalización de tu emprendimiento.  o sin una separación legal entre el emprendedor y el negocio. Desde el punto de vista del manejo del dinero, con un bajo nivel de actividad o durante los primeros tiempos puede bastar con la cuenta personal de alguno de los socios para manejar las operaciones bancarizadas (depósito de cheques, transferencias, pagos online, etc.).

Sin embargo, en algún momento, contratar una cuenta independiente o "cuenta-empresa" para el negocio es imprescindible para llevar el emprendimiento a un nuevo nivel de actividad.

A continuación, algunas de las ventajas de este tipo de cuenta, que te permitirán evaluar si resulta necesaria para tu futuro proyecto o si es hora de hacer el cambio en tu actividad en marcha:

  • Una cuenta-empresa permite separar con facilidad el flujo de dinero personal o de los socios y el del negocio, sin confusiones que afecten la economía de los involucrados. (ver "¿Billeteras separadas?")
  • Reduce los riesgos asociados al manejo de dinero en efectivo.
  • Los bancos suelen ofrecer estas cuentas en forma de distintos paquetes, que incluyen servicios adicionales, como tarjetas corporativas, beneficios, descuento de documentos y asesoramiento.
  • Permite acceso a cierto nivel de crédito, a través de descubiertos, o bien sirve de base para pedir préstamos.
  • Suele simplificar funciones administrativas, como pago a proveedores, inversiones o pago de haberes para tus empleados, con herramientas de gestión online.
  • Permite calificar con mayor facilidad para ser proveedor de grandes empresas o acceder a subsidios y créditos.
  • Facilita la contabilidad, la administración del negocio y el cálculo de impuestos.
  • Evita distorsiones en las cuentas de los socios, que pueden tener impacto en sus impuestos personales o situación fiscal.
  • Simplifica las operaciones al permitir que se creen perfiles de usuarios con distintos niveles de acceso, separando tareas de preparación y autorización, por ejemplo, sin que el titular tenga que revelar contraseñas personales o realizar todos los trámites en persona. (ver "8 actividades que podés delegar hoy mismo")

En el momento de elegir con qué banco o bancos vas a operar, evaluá lo que cada uno te ofrece, no sólo en términos del costo de la cuenta (tanto fijos mensuales como comisiones por operaciones), sino en facilidad de acceso, asesoramiento y otros beneficios, como capacitación y descuentos, ya que pueden variar de banco a banco.

Claro que para tener una cuenta a nombre de tu negocio se requiere que éste haya sido constituido en forma independiente y puedas presentar cierta documentación acerca de su estructura societaria y formalización. Revisá con un oficial de cuentas cuál es la documentación necesaria según tu tipo de inscripción y pedí ayuda a tu contador para prepararla.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres