Contenido

Las 5 íes de la comunicación

Los objetivos básicos de la comunicación interna pueden resumirse en cinco concepto que comienzan con la letra "I". Recordalos para gestionar en forma estratégica el intercambio con tu equipo de trabajo.
$.-
  1. Impulso. Debe comprenderse como la fuerza motora, Al impulsar la comunicación interna con estas "5 íes" es más probable que se alcancen los resultados esperados.el liderazgo por parte de la gerencia (ver "Liderar en la pyme: 10 claves"). Hay una correlación estrecha entre un buen nivel de comunicación interna y un estilo de dirección participativo. La comunicación permite canalizar de forma adecuada la voluntad de los directivos (o de la empresa), lo que resulta fundamental para el logro de los objetivos y metas de la empresa, así como para crear "embajadores" de la propuesta de valor del negocio. Por eso, si se impulsa la comunicación interna a través de los medios disponibles es más probable que se alcancen los resultados esperados.
  2. Innovación. Se trata de buscarla en los diferentes medios que permiten la comunicación, utilizando nuevas herramientas que van más allá de las tradicionales conversaciones o memorandos empresariales. "De la orden verbal a las intranets o a los universos virtuales", plantea el especialista en organizaciones Carlos Ongallo. "Desde bucear en cualquier disco duro de nuestra compañía, hasta mantener una videoconversación con el supervisor del piso de arriba". Ante la gran posibilidad de opciones disponibles en la actualidad, cada empresa deberá adaptarse e incorporarlas de acuerdo a sus necesidades.
  3. Implicación. Es necesario involucrar a cada miembro de la organización. La finalidad de la comunicación interna es que todos los empleados estén implicados, que puedan involucrarse en el proyecto común y en la toma de decisiones. Es muy difícil que una empresa pueda cumplir con sus planes y alcanzar los resultados esperados si los empleados no participan activamente en la planificación o no se sienten parte del proceso. Según Ongallo, "debe establecerse un sistema sucesivo de delegación y participación por el cual los objetivos finalmente sean de todos".
  4. Información. La información es parte primordial de la comunicación interna. En algunas empresas los directivos desconfían o tienen cierto recelo a la hora de informar. Existen preconceptos tales como "los niveles bajos no requieren tanta información", "no es posible poner al corriente a todos". O simplemente se piensa que la información podría utilizarse para "poner en aprietos a la dirección". ¿Cómo encontrar el punto justo? La clave es generar redes globales de comunicación dentro de las organizaciones, compartiendo información dentro de límites pactados por la propia empresa y evitando caer en el exceso de información o en el peligro de la confidencialidad.
  5. Identidad. La comunicación interna contribuye a lograr la identificación con la cultura de la empresa. Lo que se comunica debe coincidir con lo que la empresa es (o al menos lo que aspira ser). Si no hay congruencia entre lo que se dice y lo que realmente es, simplemente existe ruido en la comunicación, y no se logra identidad o identificación de los empleados con la empresa. Como plantea Ongallo: "Una comunicación bien entendida genera valor para la empresa, puesto que contribuye a que los empleados asuman los valores, estilo organizativo y modus operandi de la misma".

Compartí

5

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres