Contenido

Una segunda oportunidad para los objetos

Corriente Alternativa es un proyecto que se inició como un hobby y hoy se convirtió en un negocio.Docentes de la escuela primaria, Olga y Jorge crean juguetes artesanales a partir de materiales usados.
$.-
Ficha técnica: "Participar en ferias de diseño, sobre todo en Puro diseño, es una importante ventana de exposición".

¿Cuándo?: 2011

¿Qué?: juguetes con materiales reciclados.

¿Dónde?: venden en ferias y tiendas de diseño e Internet.

¿Cuánto?: inversión inicial de $ 10.000 para maquinaria e insumos electrónicos.

"Todos tenemos una segunda oportunidad, las cosas también", es el lema que mejor resume, para Olga Traverso y Jorge Febre, la idea detrás de Corriente Alternativa, un emprendimiento de diseño y producción de juguetes hechos a partir de material de descarte y tecnología obsoleta.

Olga y Jorge son un matrimonio de docentes de escuela primaria, conocedores y amantes del arte. "La idea surgió hace unos años, después de hacer un taller de experimentación y construcción de juguetes con material de descarte", explica Olga. Durante un tiempo, la producción estuvo destinada a piezas para exhibición en muestras, sin contemplar la posibilidad de comercializar los juguetes a un públicomás amplio.

Pero la mirada sorprendida de chicos y padres hacia sus creaciones significó una fuerte inspiración para concretar este proyecto, que le roba tiempo a las horas de docencia y que ellos definen como "un emprendimiento familiar": cada miembro aporta su dedicación y trabajo. "Fue en la feria de Diseños al Sur, que se realiza en la casa de cultura de Quilmes, donde nos dimos cuenta de que lo que hacíamos tenía una gran aceptación, y encontramos un camino lleno de posibilidades para nuestro proyecto", cuentan.

Comenzaron en su taller, montado para la finalidad inicial, al que tuvieron que sumarle insumos electrónicos y máquinas para facilitar la producción. El dinero para esto provino del "bolsillo familiar" y, si bien aseguran que les va muy bien, lo que ingresa es para recuperar la inversión. El resto de los materiales que utilizan son, en su mayoría, recuperados: "Para muchas personas es un servicio que alguien reciba aquello que no quieren tirar, pero que tampoco pueden seguir guardando. Nosotros lo recibimos, catalogamos y reutilizamos".

Olga y Jorge reconocen que participar en ferias de diseño, sobre todo en Puro diseño, es una importante ventana de exposición. "Aunque significa mucha inversión de tiempo y dinero es una gran vidriera para que te conozca el público y para acceder a otros medios de difusión, como diarios, televisión, radio, a los que de otra manera sería muy difícil llegar", sostienen.

Además de diseñar y construir juguetes, empezaron a dar talleres de diseño y construcción de juguetes para niños y adultos: "Era un pedido recurrente de las personas que nos visitaban en las ferias. Como ambos somos docentes se nos hizo fácil implementarlo y, de paso, lograr de a poco que profesión y proyecto convivan".

Sin experiencia en el rubro "y muchos menos en el armado de un emprendimiento", Olga y Jorge hacen camino al andar. En estos años, el mayor desafío para ellos fue que la demanda los superara y que tuvieran que dejar la producción "artesanal" para convertirse en fabricantes. "Otro desafío es reacomodar nuestros tiempos para lograr que el emprendimiento conviva con nuestra profesión docente, nuestra vida familiar y otras actividades que compartimos".

Una madre les dijo una vez que, cuando los chicos se juntaban en su casa, ya no sacaban la "Play", sino que se reunían a jugar con uno de sus juguetes durante horas. Para Olga y Jorge es el halago más grande que pueden recibir.

En 3 preguntas

  • ¿Qué proyectos tienen a futuro?

Nuestro proyecto a futuro es tener nuestro propio espacio de local-taller, desde donde también proyectar acciones relacionadas a la revalorización del juego y el juguete, y generar intercambios con otras personas que estén trabajando en lo mismo.

  • ¿Cuál es la clave para emprender?

Una posible la clave es creer en lo que uno hace, respetarlo y sentirlo, no dejarse ganar por la ansiedad y poner la energía necesaria para seguir adelante disfrutando.

  • ¿Qué es lo que más les gratifica de su trabajo?

Ver no solo a los chicos sino también a los grandes en situación de juego, descubriendo y redescubriendo la mirada diferente y fresca de un niño.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres