Contenido

E-commerce: una oportunidad para tu negocio

Aa
El comercio electrónico día a día gana más adeptos en Argentina. La capacidad de las empresas para adaptarse a esta plataforma puede definir su futuro.
$.-
La cantidad de personas con acceso a En 2012, Argentina registró un crecimiento del 44% en e-commerce con respecto al año anterior, alcanzando ventas por 16.700 millones de pesos. Internet se multiplicó exponencialmente en Argentina. De 3,7 millones en 2001, hoy se estima que el número supera los 31 millones. Esta revolución afectó a muchas áreas, pero por sobre todo modificó las reglas del juego para el comercio y los negocios.

Actualmente el 31,8% de las pymes lleva a cabo negocios online en nuestro país. Es una plataforma interesante para pequeños emprendimientos ya que permite reducir costos e inventario y gestionar en tiempo real.

Algunas claves para animarse a dar el salto:

  • La plataforma: contar con el sitio web adecuado para ofertar tu producto o servicio es fundamental. Debe proporcionar información clara, buenas imágenes y formas de pago que garanticen la seguridad del cliente y sus datos. Las fallas en la interfaz son siempre una de las principales razones por las que los usuarios no concretan una compra online. A no desesperar. En Argentina hay varias empresas que ofrecen soluciones integrales para e-commerce. Algunos ejemplos son Tienda Nube, Ombushop y Ropit.  
  • Local, local, local: conocé a tu cliente. No es necesario copiar a las grandes marcas internacionales ni contar con miles de alternativas. Lo importante es que tu oferta se ajuste a las necesidades de tu público, sus hábitos y gustos. Por ejemplo, si tu producto es para madres profesionales que andan a mil todo el día, probablemente necesites que las transacciones puedan realizarse desde un smartphone. Si comercializás vinos o comidas, tal vez sea interesante que organices degustaciones o eventos especiales hasta armar una clientela. Si tu público es adolescente, pensá en aplicaciones en las que el usuario pueda jugar e interactuar con la marca.
  • Medí, analizá y revisá: si vas a vender online contar con información sobre qué hacen los usuarios en tu web es más importante que nunca. Es imprescindible medir horas y picos con mayor actividad, cantidad de clicks por usuario, tiempo en las distintas páginas. También productos y fotos con más clicks. Todo puede ser una fuente de información para optimizar tu plataforma de venta.
  • Online y offline, dos idiomas: Es clave mantener la identidad de tu marca en todas sus manifestaciones, sea el local, el sitio o los uniformes de los empleados. Sin embargo hay que estar atentos porque el perfil de tu cliente online puede no coincidir exactamente con el de quién visita tu local. Además, hay productos que se venden mejor online mientras que hay otros que no se adaptan a la plataforma. La única receta: analizar constantemente los comportamientos de los usuarios e ir corrigiendo hasta encontrar el balance ideal para tu negocio.
  • La entrega, el momento de la verdad: se trata de un eslabón critico. Una distribución mal hecha o un producto que llega dañado durante el transporte puede arruinar la relación con un cliente. Desde el momento de la confirmación de la orden hasta que la llegada del producto a la casa del cliente pueden pasar varios días. Es importante mantenerlo informado, por ejemplo, a través de e-mails o de un portal adonde pueda monitorear su pedido.
  • Expectativas aceleradas: no es novedad que en el mundo de las redes sociales usuarios hacen públicas sus percepciones sobre las marcas en Internet. También los tiempos se han acelerado. Pasar al mundo online implica que tu local está virtualmente abierto las 24 hs.  Asimismo, es importante aceitar los canales de atención al cliente. Sea Twitter, e-mail o el teléfono,  es fundamental organizarse para dar respuesta en tiempo y forma al cliente. Cada empresa tiene distintos estándares pero por regla general la mayoría de los usuarios esperan que una marca conteste en menos de una hora.

Para muchos emprendimientos que nacieron en el mundo analógico, el pasaje al e-commerce representa un gran reto. ¿Tu producto o servicio se adapta a la venta por internet? Crees que se justifica la inversión? Contanos tu experiencia.

Compartí

95

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

1 comentarios
Pablo Riachi · Hace 30 meses

Muy interesante artículo.