Contenido

El e-commerce como estrategia

Ropit se fusionó con eGlam recientemente para formar la mayor empresa de soluciones integrales para comercio electrónico de Argentina, con foco en indumentaria, marroquinería y calzado.
$.-
Ropit surgió "El e-commerce en Argentina está en su adolescencia. Ya dio sus primeros pasos hace años y se desarrollaron las habilidades básicas para funcionar." hace poco más de 2 años, movilizados por la necesidad de las pymes de entrar al comercio electrónico. Ofrecían a cada marca, inicialmente de indumentaria, una solución personalizada para coordinar integralmente todo lo necesario para vender on-line. Luego extendió su mercado a belleza y perfeccionó sus procesos, a la vez que consolidó el equipo.

eGlam nació en el 2012 con la misma propuesta para marcas de moda, con un modelo de precios diferente. A fines del año pasado ambas empresas se fusionaron para formar la compañía de soluciones de e-commerce de moda y belleza más grande del país.

Actualmente trabajan con más de 20 marcas y abrieron operaciones en Chile y Uruguay. Sebastián Gómez, Director de eGlam y Ropit, nos cuenta cómo el e-commerce está transformando el mercado en en el país

  • ¿Cómo caracterizarías al mercado online de Argentina hoy?

La tasa de crecimiento es importante: 50% de crecimiento interanual. Sin embargo, falta madurez en muchos aspectos involucrados en el comercio electrónico, que hace que todavía no esté al alcance de todas las pymes. Por ejemplo, en lo relativo a aspectos tecnológico, integración con medios de pagos y con empresas de correos, o bien con sistemas de CRM.

  • ¿Qué tendencias ves a futuro?

Claramente tendremos de 1 a 3 años de crecimiento sostenido en las ventas, a estas tasas del 40% a 50%. Debería pegar un salto cualitativo después de esta etapa, en donde el crecimiento sea de 3 dígitos durante un par de años seguidos. Este salto va a depender de muchos aspectos, que no son solo tecnológicos, sino también culturales, sociales y económicos. Sucedió en Europa y en Brasil hace unos años, por lo que debería suceder en el resto de Latinoamérica.

  • Online y offline: ¿aplican las mismas reglas?

Claramente no. La tasa de crecimiento en el offline es más sensible a los ciclos económicos; y se mantiene en números debajo del 20%. La locación de las tiendas es la clave del éxito del negocio offline. En el online, el posicionamiento y el marketing son clave. El éxito de una marca en el offline no garantiza el éxito online.

  • ¿Cómo es el comprador electrónico típico en Argentina?

En nuestro caso, que manejamos más de 20 marcas, tenemos todo tipo de perfiles de comprador. Afortunadamente en Argentina ya se masificó la compra online. Cualquiera que tenga acceso a una computadora con conexión a Internet está comprando online. Con lo cual, ya no hay un perfil marcado del comprador. Sí notamos una exigencia de calidad y servicio mucho mayor que en offline. 

  • ¿Cuáles son los principales beneficios de este canal de ventas para una pyme?

Son muchos. El principal es que el e-commerce es un factor muy importante en el comercio 360 grados. Las marcas tienen que abarcar al cliente desde muchos ángulos: tiendas físicas, publicidad, redes sociales, contenido para telefonía celular y comercio electrónico. De esta manera, fidelizan al cliente, lo mantienen informado y le brindan la posibilidad de compartir experiencias. Las marcas que han logrado desarrollar este omni-canal son las que entienden el mercado. Los beneficios para el cliente final que, en definitiva, redundan en beneficios para la marca son: comodidad, evitar largas colas en tiendas, ahorrar tiempo.

  • ¿Qué claves tiene que tener en cuenta una pyme para lanzarse al comercio online?

El e-commerce puede hacerse en forma interna o externa. En cualquiera de los dos casos que se elija, lo importante es que la empresa considere a este canal como algo estratégico, que repercute en muchas áreas. El comercio electrónico impacta, por ejemplo, en marketing, en ventas, en las operaciones, en atención al cliente, hasta en la fotografía. Estas son las áreas que va a tener que reforzar, en muchos casos con recursos especializados, o bien contratar en forma externa. El desafío es alinear al e-commerce dentro de la estrategia.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres