Contenido

5 formas de contrato laboral

Si estás pensando en contratar a un empleado o preparando tu plan de negocios, repasá este breve resumen de las principales formas de contrato laboral utilizadas en la actualidad.
$.-
En nuestro país, salvo algunos casos puntuales La mejor estrategia para evitar posibles inconvenientes es contar con un buen asesoramiento profesional en cada etapa de la contratación.(por ejemplo, el personal agrario o el servicio doméstico), toda relación laboral es regulada por la Ley de Contrato de Trabajo (Ley Nº20.744).

Si bien la ley prevé varias formas de contratar, antes de enumerarlas alternativas, conviene resaltar un hecho muy importante: la Ley de Contrato de Trabajo en su Art. 90 establece que como regla general, rige la presunción de que todo contrato de trabajo se entiende como celebrado por tiempo indeterminado, salvo que su duración haya sido fijada por escrito y de forma expresa y que el término del contrato sea justificado por la naturaleza de la actividad.Así, éste es el tipo de contrato más utilizado en las contrataciones formales de personal. (ver "Contrato por tiempo indeterminado")

Pero existen también otras opciones de contratación que pueden adecuarse a las necesidades de tu empresa. Las más utilizadas son:

  • Contrato de trabajo a tiempo parcial. En esta modalidad, el trabajador presta servicios durante un limitado número de horas al día o ala semana, inferiores a las 2/3 partes de la jornada habitual de la actividad. Hay que tener en cuenta dos detalles importantes: la remuneración, que de ninguna forma podrá ser inferior a la proporcional por jornada completa, y la imposibilidad de realizar horas extraordinarias.
  • Contrato de trabajo a plazo fijo. Siempre que la naturaleza de la actividad o las tareas lo justifiquen (un proyecto que se realiza por única vez, por ejemplo), se podrá contratar a plazo fijo. El plazo máximo de duración de este contrato es de 5 años. Hay que tener en cuenta que si no hay causas justificables que ameriten la renovación sucesiva de este contrato, el mismo se convierte en uno por tiempo indeterminado (la conversión se da también, cuando alguna de las partes omite el preaviso de la extinción del contrato).
  • Contrato de trabajo de temporada. Esta modalidad, muy difundida en zonas turísticas, se puede entender como un contrato por tiempo indeterminado, pero en el cual la prestación de servicios es cíclica, con periodos intermedios sin actividad. Es decir, que este contrato se da cuando la explotación se cumple en determinadas épocas del año. Hay que tener en cuenta que el empleador debe notificar con una antelación no inferior a 30 díasrespecto del inicio de la temporada, su voluntad de continuar la relación contractual. Si no lo hace, se considera que rescinde unilateralmente el contrato.
  • Contrato de trabajo eventual. Este contrato puede darse cuando el vínculo comienza y termina con la realización de una obra o la prestación de un servicio para el cual fue contratado el trabajador. Se usa frecuentemente cuando hace falta sustituir a un empleado permanente que se ausenta con motivo de alguna licencia legal. Hay que tener en cuenta que siempre se debe dejar expresado en el contrato la causa que lo origina, y recordar que la duración de esta causa no puede exceder los seis meses por año y hasta un máximo de un año en un lapso de tres años.

Por último, recordá, que las condiciones contractuales pueden ser afectadas por los distintos convenios y otras normas aplicables para tu actividad puntual.

Desde el punto de vista económico, la mano de obra conforma uno de los principales costos de la empresa, por lo que asegurate, antes de contratar, de analizar la modalidad que más te conviene con tu contador o asesor legal, teniendo en cuenta tanto las necesidades momentáneas operativas, como tus planes para el mediano y largo plazo.

Compartí

2

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres