Contenido

02 de septiembre 2013

10 mandamientos de la comunicación

Del directivo a los empleados, de un trabajador a su superior, o dentro de cualquier equipo de trabajo, la comunicación es esencial para poder cumplir con los objetivos de la empresa. Para sortear barreras y lograr una comunicación eficaz, dale un vistazo a esta nota.
$.-
  • Darás mensajes claros Las habilidades de comunicación son esenciales para poder cumplir con los objetivos de la empresa. ¡Entrenalas!

Parece simple, pero es uno de los motivos de mayor ruido en la comunicación: los mensajes deben ser claros, es decir comprensibles y que no generen dudas, conteniendo toda la información necesaria. Hay que intentar anticiparse a cómo la otra persona interpretará el mensaje; es una habilidad que puede aprenderse.

  • Usarás el "lenguaje" del receptor

Puede parecer una redundancia, pero no lo es. Muchas veces cuando se transmite un mensaje claro y completo, el que lo recibe no está en condiciones de descifrarlo. Si vas a utilizar jerga particular de la empresa o expresiones técnicas, verificá que el receptor te entienda.

  • Elegirás el medio adecuado

Los medios son muchos y cada vez más variados. ¿Personalmente o por teléfono? ¿Correo electrónico, celular o teleconferencia? ¿La cartelera? La realidad es que esta decisión dependerá del tiempo, de la cantidad de información que se transmite, si debe quedar constancia, pero principalmente de la naturaleza del mensaje en sí: si es personal, por ejemplo, no debería publicarse en las redes sociales.

  • Optarás por el medio más eficaz

Relacionado con el punto anterior: quizá el método adecuado sea un correo electrónico, pero será inútil si el receptor del mensaje no revisa periódicamente su bandeja de entrada.No es cuestión de pensar sólo en el medio más cómodo para comunicar; para que el mensaje sea efectivo además tenés que pensar llegue al destinatario en tiempo.

  • Evitarás los intermediarios

Es mejor evitar el famoso "teléfono descompuesto". Cuando el mensaje pasa por varias personas hasta llegar al destinatario principal, ¡es más que seguro que llegará distorsionado! Esto no implica que sea adrede (aunque a veces sucede); la distorsión o pérdida de información es la consecuencia natural del paseo del mensaje por demasiados intermediarios.

  • Retroalimentarás los mensajes

La retroalimentación es esencial para una comunicación efectiva, brinda la seguridad de que el mensaje llegó y fue entendido. Los mecanismos son muchos y dependerán del mensaje: una reunión o llamada posterior, una solicitud de respuesta a un mail, una puesta en común, una indicación de hacer un informe con comentarios, por ejemplo.

  • Reducirás los rumores

Cuando existe una buena cultura de comunicación en todos los ámbitos de la empresa, es mucho más fácil evitar los cuchicheos de pasillo. Los rumores (falsos o no) sólo generan incertidumbre, y la incertidumbre desestabiliza a la empresa.

  • Te pondrás en el lugar del otro

Es importante como receptor, intentar entender lo que el otro trata de comunicarnos. Ponernos en ese lugar, nos permite tratar de entender cómo piensa o siente la otra persona, entender su perspectiva. No sólo lo que dice, sino lo que realmente está queriendo transmitir.

  • Atenderás los mensajes

Cuando un mensaje llega, en cualquiera de sus formas, si querés ser efectivo tenés que estar atento: esto implica dejar el resto de las cosas que estás haciendo o pensando, y enfocarte en el mensaje escrito o en la persona que te está hablando.

  • Escucharás de forma activa

La escucha activa significa entre otras cosas ponerse en el lugar del otro, mantener contacto visual demostrando interés, abstenerse de interrumpir a la otra persona, preguntar aquello que no queda claro, parafrasear al final de la conversación para dejar claro si el mensaje se entendió por completo.

Compartí

5

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres