Contenido

03 de septiembre 2013

6 claves para aprovechar una ronda de negocios

¿Vas a participar en un evento de relacionamiento entre empresas? Aprovechá al máximo esta forma de darte a conocer entre potenciales clientes y conseguir nuevos negocios.
$.-
¿Te anotaste en una rueda de negocios  y no Las rondas de negocios acercan a compradores y vendedores de un sector o región, con reuniones breves que permiten generar oportunidades comerciales.sabés cómo encararla? A continuación algunas claves para que aproveches al máximo esta oportunidad de vinculación con otras empresas.
  • Preparate con anticipación. La esencia de una ronda de negocios es la eficiencia, al reunir en un solo lugar, con objetivos claros y tiempo limitado, a compradores y vendedores de una industria, sector de actividad o región. Para aprovechar esta oportunidad, dedicá tiempo unos días antes para tener listo todo lo que necesitás: información de las personas con las que te vas a reunir, espacio en la agenda, material de apoyo, tarjetas personales, etc.
  • Tené ensayada una presentación breve de tu empresa. Con pocos minutos para darte a conocer —cada reunión con los contactos arreglada a través de la organización del evento, dura entre 10 y 30 minutos— preparar previamente un discurso de presentación sintético y vendedor es esencial. Pero no basta sólo con escribirlo y seleccionar la información que vas a dar, sino de practicar varias veces para asegurarte que tenés confianza y podés realizar la presentación en forma natural.
  • Tomá nota. Durante las entrevistas, asegurate no sólo de presentarte y vender tu negocio, sino de recabar información que pueda resultarte de utilidad (nombre de pila de tu interlocutor, tipo de negocio, zona de operación, antecedentes, etc.). En tu computadora, tablet o un simple cuaderno, tomá nota no sólo de estos datos sino de tus impresiones personales sobre las reuniones. Si son muchos los encuentros puede resultarte difícil más adelante recordar detalles sobre la empresa o la persona con la que conversaste. Si te comprometés a enviar presupuestos, muestras o material extra de presentación, asegurate de dejarlo registrado para cumplirlo luego.
  • No trates sólo de vender, sino de establecer el comienzo de una relación comercial. En caso de que haya intereses mutuos luego de las primeras presentaciones, no trates únicamente de concretar una venta, sino de abrir las puertas a una relación de más largo plazo. Buscá puntos de contacto, oportunidades futuras y pasar un buen momento de trabajo. En algunos casos las ventas pueden realizarse en poco tiempo, pero por lo general ser requiere un proceso más extenso  que los minutos de la ronda.
  • Apoyate en tus comunicaciones de marketing. Si tus herramientas de comunicación están bien preparadas y alineadas con tus objetivos, una rueda de negocios es el momento de ponerlas en acción. Podés mostrar videos o fotografías de productos, instalaciones o ejemplos de proyectos; entregar folletos o catálogos; o invitar a tu interlocutor a buscar más información en el sitio web o red social de tu negocio.
  • Identificá con quiénes te gustaría continuar el contacto. Al finalizar la sesión de reuniones, tomate unos minutos para hacer un balance e identificar con quiénes vale la pena continuar la relación comercial. Si ya han cerrado negocios, ¡excelente! Pero es probable que  debas avanzar con el "networking" a través de llamadas, mails o reuniones posteriores.

¿Ya participaste en una ronda de negocios? ¿Cómo fue tu experiencia?

Compartí

6

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres