Contenido

06 de septiembre 2013

8 claves para armar un stand

Las ferias son lugares de gran visibilidad para tu empresa. Qué tenés que tener en cuenta a la hora participar como expositor.
$.-
Acabás de decidir que vas a invertir parte del El stand sirve para reforzar lo que se viene comunicando a través de otros canales.presupuesto de tu pyme en un stand para participar de una feria o de un evento. Pero, posiblemente, es la primera vez que vas a estar del lado de los expositores y no sepas bien cómo encarar el proyecto.

Acá van algunos puntos de qué cosas tener en cuenta a la hora de armar un stand:

  • Elegir bien el evento. Antes de empezar a pensar en el stand, es clave elegir bien la feria o evento donde vas a participar. Es muy importante que lo que tu empresa ofrece sea atractivo para las personas que van al evento. Si en algún momento te surge la pregunta "¿Cómo hago para que la gente se acerque a mi stand?" es porque posiblemente la feria esté mal elegida.
  • ¿Qué quiero decir o hacer en la feria? Como toda acción que se hace desde marketing y/o comunicación, lo primero que hay que tener en claro es el objetivo de esa acción. No es lo mismo hacer un stand para dar a conocer la empresa (en este caso haríamos algo más institucional, con mucha imagen de marca) que hacerlo para lanzar un producto o incluso venderlo (en este caso deberíamos hacer algo más comercial). De nuevo: hay que tener muy claro el objetivo de la participación en el evento.
  • Ser coherente con lo que se comunica desde la empresa. El stand sirve para reforzar lo que se viene comunicando a través de otros canales. No tiene que funcionar como una pieza independiente, sino que es una herramienta más y, como tal, tiene que estar alineada con el resto de la comunicación. Ejemplo: hacer un stand muy moderno, con pantallas táctiles y elementos tecnológicos es coherente si mi empresa tiene una actividad que me obligue a estar a la vanguardia. En cambio, si tengo una empresa donde lo que comunico a diario es trayectoria, seriedad y años de experiencia, entonces el stand debería tener un perfil más serio y relacionado con esos valores.
  • Funcionalidad. Un error muy común a la hora de armar un stand es poner más elementos de los que el stand necesita. Muchas veces, en el afán de mostrar mucha producción, se termina creando un espacio que no es cómodo y que incluso puede atentar contra el objetivo de la participación en la feria. Por ejemplo: si el objetivo es generar reuniones con posibles clientes, entonces creemos espacios cómodos donde la gente pueda sentarse y conversar. Ahora, si el objetivo es dar a conocer un nuevo producto, entonces deberíamos reemplazar los livings por exhibidores que llamen la atención y que resalten el producto.
  • Ubicación. La ubicación del stand también es clave a la hora de pensar en cómo armarlo. Es muy importante saber por dónde entra la gente, cuál es el flujo de personas, dónde están los espacios de mayor convocatoria (patio de comidas, escenarios, baños). También es muy importante saber quiénes serán tus vecinos ya que la comparación entre un stand y los que están al lado es permanente.
  • Marca al frente. Lo primero que tiene que saber la persona que ve el stand es a quién pertenece. Para eso, la marca o el nombre de la empresa tiene que estar muy visible, bien iluminada y, si es posible, en el frente del stand.
  • Tener claro los requerimientos técnicos. Cada feria y cada predio ferial es un mundo en sí mismo. Por eso, para evitar sorpresas no gratas el día del armado, es clave profundizar muy bien en cuáles son las reglas y requisitos del lugar donde se va a realizar el evento y qué cosas son provistas por quienes organizan la feria y qué cosas no. De esta manera, evitarás perder tiempo, por ejemplo, tratando de conseguir cascos para quienes vayan a armar el stand (sí, en algunos predios feriales no se puede entrar sin casco) o llamando a un electricista porque el stand no incluía la iluminación.
  • Stop, Hold and Close. Hay una teoría que se usa mucho en acciones en punto de venta (sobre todo en retail) y que se puede utilizar a la hora de pensar en qué pasará en nuestro stand. La teoría del "Stop, Hold and Close" (Frenar, Sujetar y Cerrar) habla de tres pasos para ganar un posible cliente. "Stop" (Frenar) indica que hay que hacer algo que llame la atención del visitante y detenga su marcha (ejemplo: un juego interactivo o una promotora muy bien vestida que ofrece algo). "Hold" (Sujetar) se refiere a que, una vez que hayamos llamado la atención del visitante, debemos aprovechar ese minuto que nos da para brindarle toda la información que deseamos (ejemplo: la promotora tiene un Ipad donde le muestra las características de un nuevo producto o le da un folleto explicativo). "Close" (cerrar) se refiere a cerrar el deal(negocio). En el caso de un punto de venta, se daría cuando el cliente compra el producto. En el caso de un stand podría ser, por ejemplo, que se acerque un comercial de la empresa, le dé una tarjeta a la persona que se acercó y coordine una reunión.

Un stand genera mucha exposición y el día del evento puede ser muy importante para tu pyme. Por eso, es importante estar bien preparado para poder capitalizar todas las oportunidades de negocio que surjan.

Compartí

16

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres