Contenido

09 de septiembre 2013
Se realizó el 2° Encuentro Buenos Negocios en Buenos Aires. Más de 500 empresarios pyme participaron del evento, que además se transmitió en vivo, vía streaming, a través de buenosnegocios.com
$.-
Un día para parar la pelota y pensar el negocio fue la propuesta de la nueva edición del Encuentro Buenos Negocios en Buenos Aires. La jornada, de la que participaron más de 500 emprendedores y empresarios pyme, abarcó una charla con emprendedores exitosos, conferencias, talleres y, por la tarde, una ronda de negocios para incentivar el intercambio entre los asistentes. Desde buenosnegocios.com, 1500 personas siguieron las charlas en vivo.

"El que cree que es un creador de algo, para mí se equivoca. Uno es un buen sintetizador y jugando vas descubriendo un negocio divertido", comenzó contando Marcelo Salas, socio director de Café Martínez, dando el puntapié inicial. Psicólogo de formación, el emprendedor forma parte de la tercera generación familiar al frente del negocio. Mirando hacia atrás, relató la historia de la cadena de café que este año cumple 80 años y que se inició de la mano de sus abuelos. Además, repasó los hitos que hicieron que la empresa evolucionara de la venta mayorista al concepto del café gourmet: "Queríamos construir un espacio de café y ofrecer una experiencia".  Hoy, el modelo de negocio de Café Martínez es crecer a través del sistema de franquicias: tienen 10 locales propios y 140 franquicias entre la Argentina, España, Uruguay, Chile, Paraguay y Dubai. "Nuestros franquiciados son nuestro desarrollo, gente que se puso la marca al hombro. Una cadena de franquicias solo perdura si el franquiciado es exitoso: si se enriquece espiritual, cultural y económicamente", sintetizó Marcelo. Entre las claves para ser un buen franquiciado, apuntó: "Que esté presente en el lugar y si es con su familia o amigos, mejor".

Por su parte, Jorge Shemi, fundador de San Up, empresa líder en el mercado de los nebulizadores, contó el camino recorrido en estos años. Emprendedor inquieto, junto a su hermano probó suerte con varios negocios hasta encontrar en el mercado farmacéutico la estabilidad y las reglas que buscaba: "Nos sorprendió lo sano que era el comercio con farmacias".  Al principio, fueron por la farmacia propia y se instalaron en Pueyrredón y Beruti, frente al Hospital Alemán: "Pero estábamos acostumbrados a salir a vender y nos sentíamos encapsulados en el local". Así, al tiempo, vendieron el comercio y se enfocaron en la venta y distribución de artículos de farmacia. Entre los productos que vendían, estaban los nebulizadores y las almohadillas eléctricas, que luego empezarían a fabricar ellos mismos. Invirtiendo en I+D, San Up desarrolló y patentó el nebulizador ultrasónico, consolidándose en el mercado local e internacional por su innovadora creación. Actualmente, San Up fabrica con marca propia y para otras marcas, y exporta a 35 países. Entre las claves del éxito, Jorge destacó encontrar un nicho y perseverar. "Aprovechar la tecnología, capacitarse, acomodarse a lo que va sucediendo y darle empuje a la marca", disparó para concluir. 

La mesa de emprendedores cerró con la historia de Vidpia-Vidrios Piazze de la mano de Lorena Piazze, directora comercial de la firma que tiene más de 60 años en el mercado. "Cada generación marcó un hito en la empresa. Mi abuelo hizo marketing sin saberlo y se enfocó en la visibilidad de la marca, en darse a conocer. Mi padre y mi tío se abocaron a extender la red de distribución en todo el país. Nosotros, como tercera generación, pusimos la impronta del profesionalismo", empezó diciendo Lorena. En los últimos años, la empresa atravesó diversos cambios que la hicieron acomodar el modelo de negocio que tenía hasta el momento: pasar de ser distribuidores a ser industriales. Para embarcarse en esta nueva aventura, se aliaron con proveedores, a los que ellos consideran socios estratégicos. "Mientras uno entiende que genera negocios en los cuales todos ganamos, los negocios prevalecen y se mantienen", sostuvo Lorena. Con visión de futuro, y desterrando el mito de que en la Argentina no se puede proyectar, hicieron planes de negocio a 5 y a 10 años que les permitieron decidir las nuevas inversiones. Paralelamente en estos años, y luego de atravesar una crisis interna, desarrollaron el protocolo de la empresa familiar que los ayudó a profesionalizar el negocio. "Todo está estipulado. Es algo que hay que hacer cuando las cosas aún no pasaron", explicó.  Para ella, las claves del éxito radican en tener muy claro a dónde se quiere llegar: "El plan de negocios te ordena. Es fundamental planificar porque si no te perdés en el día a día".

Caja de herramientas

Con el objetivo de que los participantes se llevaran herramientas concretas que los ayudaran a revaluar su negocio, la mañana continúo con dos conferencias clave: Una hora para repensar mi negocioy Liderás tu pyme. Siempre podés mejorar, a cargo de Manuel Sbdar, fundador y CEO de MateriaBiz, y de Carolina Bellora, consultora en Capital Humano y profesora de la Escuela de Negocios de MateriaBiz, respectivamente.

"La sustentabilidad es la capacidad de regenerar el modelo de negocio y construir nuevas unidades que permitan crecer", explicó Manuel e invitó a la audiencia a pensar el negocio de cada uno en función del modelo de palancas: cliente objetivo, proposición de valor, canal de distribución, configuración de la cadena de valor y determinación de las actividades clave, competencias esenciales, estructura de costes, modelo de ingresos y red de socios y relaciones.

Para concluir la primera parte de la jornada, Carolina habló de la importancia de ser líder en la propia empresa, de enseñar con el ejemplo y de dedicar tiempo a desarrollar a las personas con las que se trabaja. "Hay que ser un fanático del talento y de las personas", sostuvo.

Registrate en buenosnegocios.com y descargate todas las presentaciones del evento, ingresando aquí.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres