Contenido

Amigos y socios: cómo preservar el negocio y la amistad

Emprender con amigos puede ser gratificante, pero para mantener a salvo tanto el negocio como la amistad, es necesario realizar desde el comienzo acuerdos sobre la propiedad, las decisiones y los planes para el futuro.
$.-
La película "Red social" trata sobre la relación de La pelea entre los fundadores de Facebook, retratada en la película "Red Social", deja lecciones acerca de emprender con amigos.dos amigos que se asociaron para la creación de Facebook y terminaron enemistados. ¿Cómo pasaron Mark Zuckerberg y Eduardo Saverin de mejores amigos y fundadores de la red social por excelencia, a enemigos enfrentados incluso legalmente?

Es habitual que muchos emprendimientos se gesten entre amigos. Compartir tiempo, ideas, proyectos y desafíos con personas de confianza puede ser entretenido y motivante. Pero para mantener a salvo tanto la amistad como el negocio, hay puntos que deben tenerse en cuenta:

  • No confiar exclusivamente en la autorregulación para el día a día. Si bien entre amigos se pueden tomar muchas decisiones y repartir las tareas por ajuste mutuo, es decir, sin acudir a reglas fijas, esto no siempre funciona. Una empresa no es un videojuego, un proyecto para la facultad o un partido de fútbol. Establecer pautas de trabajo y distribuir áreas de responsabilidad mejora la eficiencia, reduce el nivel de conflictos y prepara a la empresa para crecer.
  • Ajustar realidad y marco legal. En confianza, pueden quedar en la informalidad aspectos  relacionados con la propiedad del negocio, el equipamiento, las marcas, los dominios u otros activos que pueden ser claves si el proyecto prospera. A veces se formaliza la actividad de una forma diferente  a lo acordado entre socios (por ejemplo, un solo socio que se inscribe para estar habilitado a facturar, o una persona que pone el dinero mientras otras deben hacer sus aportes en trabajo). Mantener la realidad lo más cerca posible  a la formalidad ayuda a evitar sorpresas ante desacuerdos.
  • Establecer criterios para abordar decisiones conflictivas. Seguramente, en algún momento de la historia del negocio habrá que tomar decisiones sobre cómo endeudarse, vender, cerrar, incorporar capital o cambiar de rumbo. ¿Qué pasa si no están de acuerdo? ¿Se decidirá por votación según el porcentaje accionario o debe haber unanimidad?  ¿A quién quieren recurrir en caso de diferencias? ¿De qué forma pueden disolver la sociedad si hiciera falta?
  • Revisar regularmente el plan y la visión de cada socio. Tal vez se comparte la visión que pone en marcha el emprendimiento, pero con el paso del tiempo las situaciones personales pueden variar. Fijar reuniones anuales de planeamiento y revisión del rumbo ayuda a hablar de temas de fondo y ajustar visiones.
  • Dejar espacios para la amistad, libres de trabajo.  Cuando todo es trabajo, la amistad se puede ir erosionando hasta desaparecer. Hay que hacer un esfuerzo por encontrar espacios donde tener otras conversaciones no laborales, como las de antes de comenzar a trabajar juntos.

Y si todavía no estás convencido de que hace falta pensar con anticipación negocios y amistad,  mirá (o volvé a mirar) la película "Red social".

Compartí

12

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

2 comentarios
Rodrigo Martinez · Hace 28 meses

Si hubiera leído antes esta info!!!!!! No creo que se pueda hacer un aporte mas concreto y fundamental que este. Cada punto da en el blanco respecto de lo que debemos tener en cuenta a la hora de gestionar un emprendimiento entre amigos

Eduardo Lastra · Hace 28 meses

Coincido en que hay q dejar las reglas claras antes de empezar, si es a través de un documento, mejor.