Contenido

16 de septiembre 2013

"Emprender es como practicar un deporte"

Dos hermanos armaron su propia empresa a partir del reciclado de velas de surf, kite y barcos. Un ejemplo de que el cuidado del medio ambiente y los buenos negocios pueden ir de la mano.
$.-
A Marcos Mafia (24) le cuesta elegir Lograr un negocio a partir de algo que impacta positivamente en toda la sociedad, está buenísimo.una sola cosa a la hora de pensar qué es lo que más le gusta de su trabajo. "Me encanta todo. Hacer un producto que me llena de orgullo, hacerlo de la forma que lo creo correcto, y sentir que hacés algo que ayuda a alguien". Marcos y su hermana, Paz (28), fundaron Mafia, una empresa que produce accesorios de traslado como bolsos, billeteras y mochilas confeccionadas a partir del reciclado de velas de surf, kite y barcos. "Es algo que está bueno y que cambia la mentalidad de hacer negocios. Ganar dinero es importante pero, además, buscamos que las personas involucradas se lleven un beneficio. El reciclado de las velas beneficia tanto al dueño que la dona como al resto de la sociedad porque hay una vela menos en un tacho. Lograr un negocio a partir de algo que impacta positivamente en toda la sociedad, está buenísimo".

Además del costado ecológico, la marca tiene una impronta social. Los productos son desarrollados por emprendedores sociales de la fundación Avanzar y de la incubadora de Los Piletones, del Gobierno de la Ciudad. "La fundación otorga créditos, capacitación y máquinas de coser, por ejemplo, para que emprendedores sociales puedan trabajar. Se trata de gente que estaba fuera del mercado laboral. Y les consiguen clientes como nosotros que necesitan producir de una forma justa. El gobierno de la Ciudad tiene incubados distintos proyectos y emprendedores textiles con los que también trabajamos".

¿Cómo nació la idea? Desde hace 5 años Marcos se dedica a andar en Kite de forma profesional y entre viajes, idas, y venidas fue juntando velas que no servían y descubrió que esto le pasaba al resto de los deportistas. Entonces, se le ocurrió hacer un producto a partir de ellas. "Además, siempre me interesó el diseño, investigar, ver qué podía hacer con los materiales y qué había en el mercado. Los accesorios siempre me divirtieron; cuando terminé el colegio tenía ganas de arrancar una marca de mochilas. Me di cuenta de que podía combinar las dos cosas y hacer mochilas utilizando las velas, cosa que sonaba media extraña y loca, pero yo lo veía viable". Después, una amiga que inauguraba un local de diseño lo animó a hacer la primera partida de bolsos que fue todo un éxito y se vendieron el primer día. "Ahí advertí que había una oportunidad y le dije a mi hermana, que es ingeniera industrial, que se asociara conmigo. Ella tenía un perfil bastante más corporativo, trabajó en Unilever y después en un banco. Tenía experiencia, las ganas y el capital inicial. Trabajamos durante un año para finalmente salir en el 2012 al mercado de manera correcta", explica el joven y entusiasta emprendedor.

Los emprendedores se anotaron en el programa de emprendedores de la UCA, donde ganaron una beca para realizar la competencia NAVES, del IAE Business School. Ambos les dieron las herramientas y capacitación para lanzar la empresa. Paz trabajó paralelamente, durante 8 meses, en el banco y en Mafia, hasta que desde hace un mes se dedica de lleno al emprendimiento. Marcos tenía experiencia con las marcas ya que corre patrocinado. "Trabajar con ellas me dio un conocimiento de cómo funciona el negocio, qué te venden, hasta cómo se comercializan sus productos. Lo bueno de armar tu propia empresa es poder volcar toda la experiencia previa y sumarle nuestro modo de trabajar, lo que creemos correcto, y nos identifica".

Los hermanos tienen los roles y las tareas bien divididas. "Paz hace la parte más dura, de proyecciones e insumos. Y yo hago el diseño porque siempre estuve vinculado al desarrollo de productos. De hecho, también, diseño trajes de agua para una empresa, una vez por semana. Eso me dio muchos conocimientos de moldería y costura".

¿Qué tienen en cuanta a la hora de diseñar un producto? Marcos responde: "Para desarrollar el producto buscamos el costado estético, que sea lindo, y que sea funcional. Pensamos un producto, nuevo, distinto, algo que no esté en el mercado. La idea es usar un bolso de Mafia para descubrir un paisaje, salir a hacer deporte, o estar en contacto con la naturaleza".

Los hermanos reciben los insumos de otros deportistas, en forma de canje. "En la web tenemos una parte que se llama 'doná tu vela', donde la gente que tiene velas en desuso nos escribe y nosotros le hacemos un producto hecho con su vela y el resto lo usamos para nuestra producción. Además, uno de los productos está hecho con los banners de los eventos de surf". Los productos Mafia se venden en surf shops, tiendas de diseño, locales de deporte, museos y a través de la tienda online. Y los emprendedores van por más: están buscando capitales que les permitan crecer, dar un salto, y abrir una base del negocio en los Estados Unidos.

En 3 preguntas:

  • ¿Cómo es trabajar con tu hermana? Es muy divertido, nos llevamos muy bien. Como te conoces de toda la vida, podemos decirnos las cosas de frente, sin tener que "caretear" nada. Además, cada uno tiene un rol súper definido y sabemos qué tiene que hacer y hasta dónde llegar. Podemos opinar sobre el trabajo del otro, pero cada uno se ocupa de lo propio. Eso está bien definido y hace más fácil y dinámico el trabajo.
  • Un consejo para futuros emprendedores: Emprender es como practicar un deporte. La única forma de ser bueno es meterle horas y horas de trabajo y práctica. Lo bueno es que la constancia siempre da frutos.
  • Una anécdota: Cuando voy a navegar y el cielo está lleno de kites, yo veo insumos. Algo que antes era para mi sinónimo de diversión y deporte, hoy es materia prima. Mis amigos se ríen y cuando se rompe un Kite me dicen: "¿Estás contento, no?"

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres