Contenido

16 de septiembre 2013

Kiyosaki: ¿crear empresas o hacer negocios?

El autor del best-seller "Padre rico, padre pobre" cuestiona el negocio propio y los emprendimientos como camino hacia la riqueza.
$.-
El estadounidense de origen hawaiano RobertKiyosaki: "Sólo recomendaría que usted creara su compañía si realmente tiene deseo de poseerla." Kiyosaki tiene sus fanáticos y sus detractores. Los primeros, dicen que encontraron a través de su best-seller "Padre Rico, Padre pobre" —y algunas extensiones de producto posteriores—, una forma de aprender los fundamentos del dinero y del camino hacia la riqueza, en la propuesta del autor para abandonar "la carrera de la rata" —la forma en que denomina a la relación de dependencia— y sumarse a la "carrera por la libertad financiera". Los segundos, plantean que su visión es simplista, que instala el dinero como valor en sí mismo, que es ésa la visión que produjo las crisis económicas más recientes, que sus historias no son verdaderas —por ejemplo, no habría existido su "padre rico" sobre el que construyó su relato principal—e, incluso, que solamente es un hábil marketinero que logró hacerse rico a costa de sus seguidores y de sus socios (está, por ejemplo,  en juicio actualmente con Sharon Lechter, colaboradora en sus obras).

Su libro de autoayuda "Padre Rico, Padre pobre", que se estima vendió en el mundo más de 20 millones de ejemplares,  fue recientemente uno de los más mencionados entre las lecturas imprescindibles para los emprendedores, en el concurso organizado por Buenos Negocios.

Sin embargo, explorando en su libro, es posible vislumbrar una visión particular sobre el negocio propio y el camino del emprendedor:

"No alentaría a nadie a que comenzara su compañía a menos de que realmente quiera hacerlo. Sabiendo lo que sé sobre dirigir una compañía, no desearía esa tarea para nadie. Existen ocasiones en que las personas no pueden encontrar un empleo y en que fundar una compañía es una solución para ellos. Las probabilidades de éxito son reducidas: nueve de cada diez compañías fracasa en los primeros cinco años. De las que sobreviven los primeros cinco años, nueve de cada diez también fracasan más adelante. Por eso, sólo recomendaría que usted creara su compañía si realmente tiene deseo de poseerla."

Lo que recomienda Kiyosaki es dejar el camino del trabajo asalariado, pero no para iniciar un emprendimiento sino para encarar una variedad de negocios e inversiones. Su propuesta es buscar la independencia económica a través del aprovechamiento al máximo de las oportunidades. Es decir,  concentrarse en invertir cada dólar que se tiene y no caer en la trampa de ir elevando el nivel de vida (y de gastos) en la medida en que aumentan los ingresos. Recomienda salir a buscar dinero pero no para montar una empresa sino para hacer que el dinero trabaje para uno. Él explica que armó su fortuna de la nada, comprando propiedades por el valor del depósito inicial y luego revendiéndolas.

Así, el enfrentar las complejidades de la realidad del negocio propio debería responder a otras motivaciones, y no a la de ganar dinero (o al menos no a hacerse rico): crear el propio empleo, interés por innovar, ganas de tener algo propio, hacer las cosas al gusto personal, buscar prestigio, entre otras.

¿Leíste a Kiyosaki? ¿Cuáles son tus motivaciones para emprender?


Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres