Contenido

23 de marzo 2016

El valor de los fracasos

En nuestra sociedad, el éxito está sobrevaluado y el fracaso aparece como el gran enemigo en el camino emprendedor. Sin embargo, aprender de los errores es la mejor manera de crecer fortalecido.
$.-
A lo largo de mi experiencia en el ecosistema"El éxito no enseña nada; solo enseñan los fallos". Almirante HymanRickover emprendedor, he visto muchos emprendedores exitosos. Una de las características comunes en ellos es la habilidad para transformar errores o fracasos en nuevas oportunidades y grandes éxitos.

En el proceso emprendedor son más los errores que los aciertos, por eso es importante saber convivir con esos pequeños fracasos para transformarlos en sesiones de aprendizaje y acumulación de experiencia. Dicen que la mejor forma de aprender es repetir la fórmula "prueba y error" y no hay duda alguna de que es así.

He aquí algunos consejos para darle verdadero valor a esos fracasos y transformarlos en aprendizaje y nuevas oportunidades:

  • No ocultar: si bien la sociedad argentina condena el fracaso, esto no debiera ser así. Y de hecho esto no es así en otros países en donde el fracaso es visto como una oportunidad de aprendizaje acelerado. Por eso no lo tapemos. Analicemos sus causas: ¿qué hicimos mal?, ¿cómo podríamos haberlo hecho mejor?, ¿cómo hacer para no repetirlo?
  • Hacerse cargo: el fracaso es mío, no de los demás. Cuanto antes me haga responsable, antes voy a mirarlo desde una perspectiva positiva.
  • No deprimirse: si entendemos que el fracaso es parte de nuestro proceso de aprendizaje, por qué deprimirse. Miremos lo que aprendimos y tomemos impulso para volver a empezar, pero esta vez capitalizando esa experiencia.
  • Si volvemos a intentar lo mismo, seguramente volvamos a cometer el mismo error: dicen que el hombre es el único animal capaz de tropezar dos veces con la misma piedra.Intentar lo mismo varias veces asegura conseguir los mismos resultados y transforma al emprendedor en un "cabeza dura" encerrado en sí mismo.
  • No detenerse:el peor de los errores cuando uno fracasa es no seguir intentando. Qué sentido tiene haber atravesado la mejor forma de aprender si uno la deja en un cajón. El conocimiento de campo es para capitalizarlo y usarlo como plataforma para un éxito.
  • Saber distinguir entre un buen y un mal consejo: a veces escuchamos mucho a las personas incorrectas y no escuchamos a las que nos dan el consejo sabio y acertado. Distinguir y filtrar esto, es una de las claves de un emprendedor exitoso.
  • La mejor forma de aprender de los fracasos es crearnos un hábitoo un espacio para reflexionar cómo venimos y hacia dónde vamos. Este espacio debe ser doble: con uno mismo y con los demás. Pensemos, reflexionemos, corrijamos y avancemos. Esa es la fórmula. Suena simple, pero no lo es. Muy pocas personas saben implementar esto en sus vidas y en sus empresas de forma eficaz.

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

2 comentarios
Ezequiel Allendes · Hace 30 meses

Muy buen artículo. después ahora me siento un cabeza dura

GRACIELA ALCIRA CORRADO · Hace 36 meses

Muy buen artículo.