Contenido

30 de septiembre 2013

Argentinos en el App Store

Inspirados en su hijo, encontraron una oportunidad en el desarrollo de contenido para niños y crearon Tale me stories, una aplicación de cuentos interactivos para el iPad. Cómo se posicionaron en el App Store y cómo planean expandirse.
$.-
A partir del fanatismo de su primer hijo por Tienen que estar seguros de que lo están haciendo los motiva y que la gente con la que se rodeen tenga la misma motivación.la tablet, Gonzalo Geronés (29) descubrió una oportunidad para emprender. "Nos sorprendió ver como nuestro hijo de un año se apoderó de nuestro iPad y lo manejara como si hubiese leído todo el manual del usuario. Buscábamos contenidos para su edad pero no encontrábamos, sobre todo en español". Junto a su mujer, Milena Pelletán (32), empezaron a gestar la idea de crear contenidos que fueran entretenidos y, a la vez, didácticos. El matrimonio tenía un perfil que se complementaba muy bien para embarcarse en el proyecto: Gonzalo es actuario con mucha experiencia en empresas de juegos (mobile gaming) y su mujer es licenciada en Educación, especialista en e-learning.

En paralelo con sus actividades laborales y en su tiempo libre, la pareja puso manos a la obra y se anotó en algunas competencias de emprendedores para saber si el proyecto era sólido y para conocer gente con los mismos objetivos que quisiera asociarse. "Ganamos la competencia Startup Weekend y Lean Startup Machine. Ahí, conocimos a Gabriel Maffia (34), nuestro socio tecnológico, quien iba a desarrollar el producto. Después sumamos a Mariano Viglianti (37), el ilustrador, que se copó con la idea porque también es papá", cuenta Gonzalo.

De dicho al hecho, ¿hay un largo trecho?

A fin de enero de este año, los cuatro socios dejaron sus trabajos y se focalizaron en desarrollar el producto. "Nuestro objetivo era terminarlo en tres meses y publicarlo en el App Store. Justo ahí se abrió la convocatoria de NXTP Labs, nos presentamos y nos eligieron. Nos vino bárbaro porque las primeras pruebas las hicimos ahí adentro".

En ese corto lapso de trabajo intenso, los socios crearon Tale Me Stories, una empresa que ofrece herramientas para que los padres puedan estimular a sus hijos en la lectura, de una forma entretenida, a través de cuentos interactivos en el iPad. "En nuestras historias, los chicos tienen que tomar la posta y ayudar a los personajes a resolver los problemas con los que se enfrentan y cada historia tiene un objetivo pedagógico. Por ejemplo, aprenden sobre instrumentos musicales". La primera serie se llama "Las aventuras de Bongo", y su personaje principal es un elefante bebé. "Todos nuestros personajes son animales que usan pañales. Nos dirigimos a nenes de dos a cinco años y, en el futuro, la idea es tener muchas series con distintos personajes para distintas edades".

Hoy en día, los cuentos interactivos se comercializan en el App Store, la tienda de aplicaciones de Apple. La descarga es gratuita y, así, los usuarios pueden conocer el contenido antes de comprarlo. Más del 50% de las ventas vienen de México; Argentina y Colombia ocupan el segundo lugar. "Ahora estamos por salir en portugués y tenemos grandes expectativas porque el mercado brasileño es muy grande. Y el siguiente paso es en inglés. En español y portugués tenemos poca competencia, en inglés mucha".

¿El mayor obstáculo? Gonzalo responde: "Para un desarrollador de aplicaciones móviles, lo más difícil es el posicionamiento en el App Store, hacer que tu aplicación sea visible. Es un obstáculo que hay que combatir semana a semana. En esta etapa, tratamos de encontrar canales para llegar a los usuarios que creemos les podemos agregar valor con nuestro producto, o sea padres con hijos chicos. Y un poco lo hacemos con el blog, con adds en Facebook y, así, vamos ampliando nuestra base. Después viene una etapa más masiva para darnos a conocer que implica otro presupuesto".

El en el futuro, los socios planean armar un framework, es decir una herramienta para que otros puedan desarrollar sus propias historias y contenidos. "La idea es que otro pueda generar sus propios contenidos a partir de nuestra aplicación que permite crear cuentos interactivos. Apuntamos a autores independientes y pequeñas editoriales. Nosotros les daríamos una herramienta para que puedan producir sus contenidos a muy bajo costo e iríamos a un porcentaje de las ventas", finaliza.

En tres preguntas:

  • ¿Cómo es trabajar con tu mujer? "¡Mejor que convivir! (ríe). Estamos todo el tiempo hablando del proyecto y eso es inevitable. De cualquier forma, los roles están bien definidos. Ella tiene un papel más importante a la hora de pensar la historia, ver los objetivos pedagógicos e idear las interacciones de los niños. Y mi rol implica desarrollar el producto, coordinar el proceso para que se lleve a cabo".
  • Una anécdota: "Cuando empezamos con la página de Facebook, donde tratábamos de reclutar gente con hijos y iPad, nos escribe una maestra jardinera de Estados Unidos y nos contó que le encantaba lo que estábamos haciendo. Le mandamos el beta de la aplicación y ella lo probó con sus alumnitos y nos mandó una foto de los nenes fascinados jugando en el jardín. Ella proyectaba la imagen del iPad en un proyector y, entonces, la imagen se veía enorme. De esa clase sacamos varios fans. Sin quererlo, a miles de kilómetros, teníamos chicos usándolo, inclusive antes de salir al mercado. Las maestras de español de ese colegio lo estaban usando para dar sus clases".
  • Un consejo: "Hay diez millones de formas de emprender y quizás la mía no sea la adecuada para todos. Sí creo, en cambio, que tienen que estar seguros de que lo están haciendo los motiva y que la gente con la que se rodeen tenga la misma motivación que ustedes. Si no se cumplen esas dos condiciones, me parece que es muy difícil que pueda funcionar".

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres