Contenido

07 de octubre 2013

“Decidimos parar de quejarnos”

Dispuestas a cambiar su propia realidad, Lorella y Yael decidieron mejorar la forma de trabajar de los abogados y desarrollaron Quolaw, un software online para estudios jurídicos y un gran aliado para la profesión.
$.-
La idea surgió durante una charla telefónica. "Teníamos una idea y muchas pilas, y proponíamos una solución a un problema que conocíamos".Lorella Jalles, desde la Argentina, se quejaba con su amiga Yael Frylinsztein, quien estaba estudiando en Estados Unidos, sobre las dificultades de ejercer como abogada por su cuenta. Tenía que hacer todo: facturar, ir a tribunales, ver al cliente, organizar carpetas. Estaba atada a su oficina. "Ahí decidimos parar de quejarnos y hacer algo al respecto.¡Y empezamos!", cuentan las emprendedoras. Así surgió Quolaw, un software de gestión online para administrar los estudios de abogados desde la computadora, smatrphone o tablet.

Buscando mejorar la manera de trabajar de los abogados, Quolaw permite manejar el estudio sin estar en la oficina. "Dotamos al abogado de las herramientas para que su trabajo sea más eficiente, sume valor a sus servicios y maneje su estudio como una empresa", explica Lorella. El software, con más de 500 usuarios, recolecta datos de facturación, comparte novedades con los clientes, mide el tiempo invertido en cada caso, y activa alarmas de vencimientos.

Lorella (32) y Yael (30) —ambas abogadas—, se conocieron en 2007cuando entraron el mismo día, a la misma área y en el mismo box en un estudio jurídico.Allí se hicieron muy amigas, y cuando dejaron la firma, siguieron en contacto.

Tras su paso por una organización que ayuda a emprendedores, Yael estuvo en contacto congente que encontraba y resolvía problemas:"Me picó el bichito emprendedor y empecé a pensar que yo también podía hacerlo".Volvió a la Argentina y con Lorella se presentaron en la aceleradora de negocios Wayra.

"Teníamos una idea y muchas pilas, y proponíamos una solución a un problema que conocíamos". Ésa fue siempre su mayor fortaleza: eran abogadas resolviendotemas de abogados. Por eso, cuando se presentaron en WayraWeek 2011, aunque su idea era muy reciente, fueron seleccionadas.Esto les abrió puertas, les dio contactos, capacitaciones, y la inversión para armar un equipo y convertir Quolaw en realidad. Con un mercado enexpansión en la Argentina, México, Colombia, España, Panamá, Perú, y Chile, proyectan cerrar 2013 con una facturación de 220 mil dólares.

Para ellas, no hay separación entre trabajo y amistad; es todo lo mismo. Se conocen bien, conocen sus humores y saben quién es mejor para cada tarea.Aseguran que emprender es innato en las personas. "Todos somos emprendedores y empezamos algún proyecto, ya sea tener una zapatería, un quiosco, un software para abogados...".

¿Si tuvieron trabas? Sin dudas. Se introdujeron en el mundo técnico, totalmente desconocido para ellas, y no lesfue fácil plasmar su idea. Pero después de lanzar la versión Beta, se dieron cuenta de que si habían logrado eso, podrían hacer muchas cosas. Y no pararon."Este proyecto es nuestro hijito, y nada nos gratifica más que ver felices a nuestros clientes.Una clienta nos dijo que era adicta a Quolaw. ¡Nos hizo el día!", concluyen.

En 3 preguntas

  • ¿Una anécdota? En Wayra, éramos un bicho raro entre todos hombres con perfil tecnológico. El jurado nos hizo preguntas muy específicas sobre seguridad informática y, como no teníamos ni idea, le contestamos cualquier ridiculez y todos se empezaron a reír. Muertas de vergüenza, les dijimosque contrataríamos a un especialista porque sabíamos que era fundamental y que no sabíamos resolverlo. Fue un papelón pero les gustó la honestidad.
  • ¿Proyectos a futuro? Crecer a nivel exponencial y llegar más fuerte posicionadas a España y Latinoamérica. Pensar en distintas oportunidades de negocio y explorar otros mercados.
  • ¿Cuáles son las claves para emprender? Detectar una necesidad y querer hacer algo al respecto. Sólo si se conoce a fondo el problema se pueden pensar soluciones para resolverlo. Después, animarse, fijar un objetivo, y moverse para alcanzarlo. Y remar, remar y remar.


Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres