Contenido

11 de octubre 2013
El último Encuentro Buenos Negocios del año tuvo lugar en Mar del Plata. Allí, empresarios pyme y emprendedores compartieron un espacio para reflexionar sobre su negocio, llevarse herramientas prácticas para el día a día y generar contactos.
$.-
El "Encuentro Buenos Negocios" llegó a Mar del Plata, última parada del tour 2013 que comenzó en Buenos Aires y siguió en Rosario y Córdoba.  Una vez más, empresarios pyme y emprendedores pudieron disfrutar de una jornada organizada para capacitarse, generar contactos y encontrar oportunidades comerciales. El encuentro abarcó una charla con emprendedores exitosos, conferencias, talleres y, por la tarde, una ronda de negocios. Desde buenosnegocios.com, 2153 personas siguieron las charlas en directo.

"Mi visión era profesionalizar la empresa y conducirla como a una gran empresa", comenzó contando Laura Busnelli, presidente de Buplasa, compañia argentina con 30 años especializada en el desarrollo de productos plásticos para la industria cosmética, farmacéutica y promocional. Buplasa fue fundada por su padre en 1982 y ella recién se incorporó en 1997, después de otras experiencias laborales. "No había un mandato familiar de trabajar en el negocio", confesó. Al hacerse cargo de la conducción, en el 2000, tomó una serie de medidas en este camino de profesionalización. Así, determinó un sueldo para su padre –que hasta el momento se manejaba de forma informal en este aspecto– y armó un plan de negocios con metas a mediano y largo plazo. Al poco tiempo, Alejandro, su marido, se sumó como director comercial: "Establecimos tres meses de prueba para ver si podíamos trabajar juntos", relató el matrimonio. Los años 2001 y 2002 marcaron la diferencia para esta empresa que estaba acostumbrada a un modelo importador y que, estratégicamente, decidió volcarse a la producción local. Esto les permitió incorporar diseño y colores a los envases y adaptarse a las necesidades de cada cliente. "Estamos siempre tratando de reinventarnos, de no quedarnos en el statu quo". Actualmente, Buplasa exporta a nueve países de América y espera conquistar los mercados de Colombia, Perú y Ecuador. "Queremos trabajar para que la empresa sobreviva sin nosotros o nuestros hijos", enfatizaron Laura y Alejandro durante la charla. Entre las claves del éxito señalan el estar convencido de que algo es posible a pesar de las adversidades y transmitir esa convicción al resto del equipo: "El talento es la base, es el elemento diferenciador. Se necesita mucho tiempo en la agenda para desarrollar a las personas. Hay que estar atento a las necesidades de cada empleado, pero así se logran mejores resultados", concluyeron.

Por su parte, Maximiliano González Kunz, ceo de Grupo Núcleo, empresa marplatense de tecnología informática, contó cómo inició el negocio: "Cuando arrancamos no estaba ni en los sueños lo que es hoy Grupo Núcleo como compañía". Técnico electrónico, Maximiliano descubrió su pasión por la computación durante una pasantía en una casa de informática. Al tiempo, empezó a hacer servicede PC en casas particulares y a sumar gente a este microemprendimiento, entre ellos, su papá. A mediados de los noventa, el tema de la computación no era lo que es hoy: "Faltaba transparencia y servicio al cliente", sostuvo y, a partir de esa oportunidad detectada, fue construyendo la empresa sobre dos pilares: diferenciación y creación de una marca propia. "Cuando arrancamos, establecimos un sueldo que mantuvimos fijo durante cuatro años, pero así aseguramos la solvencia de la empresa", remarcó. En el año 2006, a la distribución y comercialización le suman la fabricación y ensamblado de PC, ya de un modo más profesional: "Las primeras computadoras las armamos de forma casera, en el garaje de la casa mis padres", confesó. La introducción de la notebooks y la tecnología mobile complejizó el mercado y tuvieron que hacer fuerte foco en la capacitación: "Nuestros técnicos e ingenieros viajaron a Estados Unidos y Oriente para aprender ya no sólo cómo armar una notebook sino cómo armar una planta".  Para Maximiliano, Grupo Núcleo es una empresa familiar –trabajan el padre y la madre-y no quiere que pierda ese espíritu. Sin embargo, reconoce que hay que empezar a delegar porque, si no, el "día a día te termina comiendo". En esta línea, tomaron mandos gerenciales y abrieron el área de RR.HH. A la hora de sintetizar las claves del éxito, Maximiliano destaca el sacrificio, la constancia, la intuición, el convencimiento y también ofrecer algo innovador, donde la calidad y el servicio jueguen un rol protagónico.

Modelo para armar

Con el objetivo de que los participantes se llevaran herramientas concretas que los ayudaran a revaluar su negocio, la mañana continúo las conferencias de Manuel Sbdar, fundador y CEO de MateriaBiz, y de Carolina Bellora, consultora en Capital Humano y profesora de la Escuela de Negocios de MateriaBiz.

"La sustentabilidad es la capacidad de regenerar el modelo de negocio y construir nuevas unidades que permitan crecer", explicó Manuel e invitó a la audiencia a pensar el negocio de cada uno en función del modelo de palancas: cliente objetivo, proposición de valor, canal de distribución, configuración de la cadena de valor y determinación de las actividades clave, competencias esenciales, estructura de costos, modelo de ingresos y red de socios y relaciones. "La clave es detectar palancas diferenciadoras que me permitan hacer crecer mi empresa", dijo y planteó cuatro preguntas iniciales que todo dueño debe responder: por qué existo, qué soy, para quién y cómo lo hago.

"Estamos ante una nueva economía, la economía de las expectativas, que requiere competencias diferentes por parte de los trabajadores", disparó Carolina y agregó: "Hoy las empresas venden experiencias, vivencias, y quien brinda esa experiencia es la gente". ¿Qué es una experiencia? Es la suma de interacciones que una persona tiene con la marca, explicó la experta, y remarcó cómo esas interacciones inciden en un 70% en la calidad que el cliente percibe. "Cuidar el talento resulta clave en la nueva economía", sentenció. El desafío hoy es romper con las prácticas tradicionalesy crear un nuevo estilo de liderazgo basado en la confianza, el respeto, la buena comunicación. "Todavía estamos lejos de este estilo de liderazgo, de tenerlíderes dignos de ser admirados. Es momento de valientes, de tomardecisiones", finalizó.

Registrate en buenosnegocios.com y descargate todas las presentaciones del evento, ingresando aquí.


Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres