Contenido

5 ideas para convertir tu arte en negocio

No hay pintor, poeta, músico o fotógrafo aficionado que no haya soñado con convertir su hobby en negocio. Te presentamos ideas clave para intentar ponerlo en práctica.
$.-
Cuando el hobby se convierte en pasión y la No es sencillo vivir del arte, pero con expectativas realistas e imaginación, es posible progresar y al menos lograr que el hobby sea autosustentable. destreza mejora, muchos aficionados al arte comienzan a jugar con la idea de dejar el trabajo principal y dedicarse a tiempo completo a crear.

Si es tu caso, tené en cuenta que el arte no es un bien de primera necesidad y su apreciación es inmensamente subjetiva, por lo que el éxito depende en gran parte de las habilidades de marketing y relaciones sociales que tendrás que desarrollar como emprendedor cultural.

Aunque no es sencillo vivir del arte, con expectativas realistas e imaginación, es posible progresar y al menos lograr que el hobby sea autosustentable. A continuación, 5 ideas para empezar a transformar tu arte en una forma de emprendimiento personal:

  • El valor del portafolio. Absolutamente todos los especialistas en la comercialización del arte insisten en la necesidad de depurar al máximo el material y crear uno o varios portafolios compactos y concisos antes de presentar el trabajo al mundo; menos es más. Lo ideal es una edición implacable y la agrupación del material por temas o proyectos. Pensá en formas elegantes de tener tu portafolio siempre a mano, nunca se sabe en qué ocasión será útil. Carpetas, folios, cajas y presentaciones digitales son las formas más frecuentes de presentar el material. Te puede ser muy útil acceder a una revisión de tu portafolio: no pierdas de vista eventos como el Festival de la Luz .
  • Perder el miedo a los concursos. Los concursos son una gran forma de impulsar el trabajo artístico. Diversas páginas web, museos y fundaciones organizan regularmente competencias de pintura y fotografía con premios que van desde menciones y publicaciones hasta cuantiosos pagos en efectivo y exposiciones. Es importante perder el miedo al rechazo y al fracaso; la perseverancia suele traer sus frutos. Los portales como www.arte-online.net y www.fotorevista.com.ar tienen una agenda completa de certámenes nacionales e internacionales.
  • Dar clases. La gran mayoría de los artistas recibe de la enseñanza al menos una parte de sus ingresos habituales. Si creés dominar con soltura tu estilo o técnica podés dar clases o armar talleres introductorios. Si preferís la vía "física", las bibliotecas locales y los centros culturales municipales suelen contar con carteleras de avisos e información que te puede ayudar; podés también optar por el canal virtual y promover tu actividad en redes sociales.
  • Crear una página propia. Actualmente, es más efectivo crear páginas en redes sociales y aprovechar el impulso de amigos y conocidos que invertir tiempo y dinero en la creación de una página web propia y su posterior posicionamiento. El secreto del éxito está en una permanente atención a la interacción con los suscriptores o visitantes por medio de la generación de contenido interesante y, por supuesto, de un material de calidad bien curado. Si ya contás con cierta base, conviene cargarla de forma intermitente; no caigas en la tentación de volcar todo y "quedarte sin material".
  • Pensar en formas de impulsar tu arte con otras actividades rentables. Si no creés tener talento para enseñar a otros, a no desesperarse; existen alternativas interesantes. Por ejemplo organizar salidas guiadas orientadas a artistas, con un itinerario que tiene en cuenta pausas para trabajar y lugares especialmente atractivos o aprovechar la experiencia y contactos con otros artistas para abrir un local online o e-shop en el que ofrecer material usado, insumos especiales o tus propias obras.


Compartí

4

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres