Contenido

28 de octubre 2013

Cómo calcular una tasa de evaluación

Querés calcular el VAN para tu proyecto y te preguntás: "¿De dónde saco la tasa de corte?". En esta nota analizamos los conceptos que integran a la tasa de evaluación de un proyecto de inversión.
$.-
Hemos abordado en artículos anteriores los La tasa que se utiliza para evaluar un proyecto está compuesta por varios ingredientes que tienen en cuenta riesgos generales y particulares de la inversión. diversos aspectos referidos a la evaluación técnica de proyectos de inversión y toma de decisiones: pasos para evaluar proyectos, cómo calcular VAN y TIR, cómo interpretar sus resultados.

En ellos, se dio por hecho la existencia de una cierta tasa de evaluación que relaciona el valor del dinero con el tiempo, pero se obviaron los detalles de su obtención práctica, pues merecen una mayor atención. Conviene aclarar que para el análisis suponemos un proyecto destinado a la producción de bienes y servicios, emprendido con capital propio.

Uno de los métodos para la obtención de la tasa que se suele emplear en evaluación de proyectos, supone la existencia de varias partes integrantes, que reflejan diversos aspectos o riesgos, y que al sumarse dan la tasa buscada (tasa de evaluación= Tn+Tr+Ts+Tt+Te):

  • Tasa natural (Tn). A menudo, el origen de toda tasa de interés se asocia con la inflación, pero es importante considerar que, aun con inflación cero, el sacrificio de posponer el consumo actual debe ser retribuido. Éste es el papel de la tasa natural que suele estar relacionada con las tasas ofrecidas por los bonos del tesoro de EEUU o la denominada tasa LIBOR.
  • Riesgo país (Tr). Conceptualmente, cuanto más volátil es la economía del país en el que se lleva a cabo el proyecto, más alta es la tasa que se le exige. En la práctica, una buena estimación puede ser obtenida por diferencia entre los títulos públicos nacionales y los bonos del tesoro de EEUU.
  • Riesgo del sector (Ts). Es evidente que una inversión en exploración de pesca invernal en alta mar, para ser atractiva, debe ofrecer un rendimiento mayor que la compra de una franquicia conocida y exitosa. Este componente se relaciona con la mayor o menor incertidumbre propia de cada actividad.
  • Riesgo por la duración del proyecto (Tt). Si los retornos son similares, es más atractivo un proyecto de corta que uno de larga duración. Por esa razón, este último se castigará con una tasa más elevada en la evaluación.
  • Riesgo de la empresa y la incertidumbre del inversor (Te). Este componente de la tasa depende directamente de la naturaleza de la empresa en la que se invierte y del conocimiento del rubro de negocios por parte del inversor. Toda inversión en un negocio nuevo debe ser compensada con una tasa mayor a una inversión en un proyecto en marcha con trayectoria y clientela establecida.

Vale destacar que mientras la tasa natural y el componente del riesgo país, son relativamente sencillos de obtener, los demás elementos de la fórmula dependen en gran medida de la percepción subjetiva del inversor y por ello son variables (dando lugar a diversas tasas de evaluación).

Así, a la hora de calcular el valor actual de un proyecto conviene ser prudente, consultar publicaciones financieras, cámaras empresariales y tomar como referencia casos de inversiones similares y tasas de plazos fijos en el mercado, teniendo siempre en cuenta una premisa básica: a mayor riesgo, mayor rentabilidad.


Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

2 comentarios
Walter Peirone · Hace 36 meses

Muy buena la nota, pero estaría buenisimo si ponen en números algunos ejemplos.

Walter, podés ver algunos ejemplos numéricos del uso de la tasa de evaluación en la nota de hoy (http://www.buenosnegocios.com/notas/605-van-y-tir-como-interpretar-los-resultadosr) y en próximas notas expandiremos con ejemplos específicos del cálculo de la tasa. Ante cualquier inquietud no dudes en contactarnos. Saludos!