Contenido

Cómo entrenarte para entrevistar personal

"¿Cómo puedo saber si quien está a punto de entrar para la entrevista, es la persona adecuada para el trabajo? ¡Al fin y al cabo, no soy psicólogo!" Preparate para mejorar como entrevistador.
$.-
La última vez estabas convencido... O casi. Todo A entrevistar también se aprende y para ello hace falta practicar y aprender de los errores.lo posible considerando lo difícil que es conocer a alguien durante 40 minutos. Confiaste, aceptó, y duró menos que un suspiro. Y lo más preocupante: ¡estás contentísimo de que haya renunciado!

Y ahora te planteás: "¿Cómo sé que esta vez voy a acertar? ¿Cómo puedo saber si quien está a punto de entrar a la oficina para la entrevista, es la persona adecuada para el trabajo? ¡Al fin y al cabo, no soy psicólogo!"

Si estos son algunos de los pensamientos que pasan por tu cabeza antes de entrevistar candidatos a empleado, te invitamos a descubrir qué podés hacer para disfrutar del proceso y no padecerlo. Después de todo, el buen entrevistador no nace, se hace.

¿Querés mejorar en la detección de un potencial empleado? Hacé muchas entrevistas. A un piloto le dan su licencia, luego de muchas horas de vuelo. Esas horas son las que tenés que sumar para, entre otras cosas, ganar confianza y aprender en la práctica.

¿Cómo entrenar en un contexto cuidado y donde no haya tanto en juego? Acá van cuatro formas sencillas:

  • Entrevistas exploratorias. Reunite cuando no estés buscando cubrir una vacante. Lo correcto es avisar desde la convocatoria esta condición. Podrás ejercitarte sin tener tanto en juego (y encontrar candidatos para futuras búsquedas). Vas a notar que te sentirás más relajado y tus preguntas serán más profundas y abiertas.
  • En rol de observador. Esta práctica no está aún muy extendida, pero si contás con colegas y personas cercanas en quienes confíes ampliamente, podés pedirles que te inviten a ser observador cuando tengan una entrevista. El entrevistador también puede salir beneficiado porque tu mirada puede proveerle un feedback que lo ayude a mejorar. La clave en este caso es que, a menos que acuerdes lo contrario, no participes activamente y que se le comunique al candidato antes de comenzar que los acompañarás durante la conversación.
  • En rol de observado. Invitá vos a un espectador cuando entrevistes. Es bueno que puedas recibir el feedback de un colega o consultor en quien confíes para que te ayude a mejorar la forma  en la que desarrollás la reunión. El foco de la retroalimentación tiene que estar sobre tu forma de entrevistar y no en el candidato o su adecuación para el puesto.
  • Entrevistas "creadas". Es bueno practicar con personas que ya conocés. No se trata de "jugar" a ser alguien diferente de quien se es, sino de recrear la situación de entrevista, algo así como una entrevista "ad hoc". Sólo hagan de cuenta que el sujeto está buscando trabajo y que te has reunido para conocerlo, como en una exploratoria. Lo bueno de esta modalidad es que no importa a qué se dedica quien tome el rol de entrevistado, ya que no basarás tus preguntas en lo técnico (las habilidades técnicas son las que generalmente resultan más sencillas de investigar). En este caso, vas a poder indagar en lo que suele representar el mayor desafío: las características de personalidad.  

¿Estás bien entrenado para entrevistar personal?

 

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres