Contenido

26 de mayo 2016

Equilibrar familia y emprendimiento

¿Es posible arrancar un negocio sin afectar las relaciones personales? Pareja, hijos y otros familiares son parte indirecta de todo emprendimiento. Claves para no afectarlos de más.
$.-
Largas jornadas de trabajo, tu mente puesta Todo emprendimiento es demandante y puede poner en riesgo la vida personal. Buscá formas de que el éxito del negocio no sea a costa de tus relaciones familiares.en foco para emprender, reuniones, llamados a toda hora, cuentas que cerrar, agotamiento, estrés... Es normal subestimar el impacto que un nuevo negocio puede tener sobre tu vida, tu salud y tus relaciones, pero no debés olvidarte que también afecta los que están a tu alrededor.

Aquí van algunas recomendaciones surgidas de la experiencia de muchos emprendedores y emprendedoras, para lograr un equilibrio sano entre tu negocio y tu vida personal:

  • Antes de largarte, evaluá cuáles son las consecuencias que estás dispuesto a aceptar y dónde están los límites. Por ejemplo, dos hermanas socias en un emprendimiento de diseño me comentaban que "si alguna vez se pone en riesgo la relación, dejamos el negocio".
  • Hablá con otros emprendedores en situaciones similares para saber qué esperar, entender quiénes van a ser los más afectados y pensar por anticipado cómo vas a compensar los cambios. Preguntales cómo encaran el tema y qué consejos particulares pueden brindarte.
  • Si estás casado o de novio, hablá con tu pareja acerca del proyecto y lo que puede implicar tanto en lo personal como en lo financiero. Sin su apoyo, el proyecto o la pareja pueden estar en riesgo. Como plantea el emprendedor Pedro Kudrnac: "Antes de convencer a un inversor, a un cofundador, a un potencial cliente o potencial empleado... a la primera que tenés que convencer antes de emprender es a tu mujer. Si ella no te banca, no durás ni 3 meses."
  • Si tenés hijos, pensá como vas a balancear las obligaciones de tu proyecto con tu rol de padre o madre. Asegurate de crear las redes de apoyo que necesites con tiempo. Si los chicos ya pueden comprenderte, explicales qué esperar y por qué lo estás haciendo. El trabajo desde el hogar puede ser una solución a muchos de los desafíos familiares, pero tal vez implica replantear el negocio.
  • Generá propuestas para que tus amigos y familiares te acompañen de alguna forma en el proyecto. Pueden participar en la planificación, ayudarte en la puesta en marcha, darte una mano con la familia o simplemente compartir tiempo y preocupaciones con vos.
  • Planificá tu agenda dejando espacios para compartir con tu familia sin que lo laboral interfiera: horarios con celular apagado, viajes en familia, días de descanso, etc.
  • Sorprendelos. Aprovechá la ventaja de ser tu propio jefe para hacer cosas que los empleados en relación de dependencia no pueden hacer, como ir a una reunión de padres de tus hijos una mañana o encontrarte con tu novia para pasear en medio de la jornada laboral.
  • Incorporá hábitos saludables a tus rutinas de trabajo (descansos, buena alimentación, ejercicio, etc.), de forma de estar al 100% no sólo en tu trabajo sino en el resto de tu vida.

¿Mantenés el equilibrio entre tu emprendimiento y tu familia?

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres