Contenido

20 de noviembre 2013

"No existen fracasos, sino reajustes"

Jimena Tamarit, fundadora de KärtonKärton, emprendimiento de juguetes sustentables, cuenta los motivos que la llevaron a emprender y el desafío de industrializar sin perder de vista los valores que impulsan la marca.
$.-
Para Jimena Tamarit, emprender es una actitud"Fue un largo proceso amigarme a las nuevas características y pasar de ser un emprendimiento al mundo industrial"., y se refleja en muchos ámbitos de la vida. En su caso, se combinaron las ganas de iniciar un proyecto, el interés por los objetos, la idea de desarrollar la industria local frente a las restricciones a las importaciones y la maternidad. De ese cóctel fue surgiendo KärtonKärton.

Según su fundadora, diseñadora de modas y con experiencia en el área textil, KärtonKärton es "una comunidad empresaria, un conjunto de voluntades profesionales que trabajan en común". Esta sociedad produce juguetes de cartón plegables con forma de llama, ñandú, cangrejo o tortuga, pensados para que los chicos armen con ayuda de un adulto, basados en un proceso de producción sustentable y 100% argentino.

En 2010, Jimena tuvo la idea inspiradora. Sabía que quería hacer juguetes de cartón que promovieran una actividad de integración, pero quería convocar gente para que la ayudara con el armado del producto y la estructura. Le llegó el dato de un estudio de diseño industrial, Mercer Quinteros, que realiza asesoramiento de gestión, y que respondía a lo que ella necesitaba.

"A Verónica Mercer y Luciana Quinteros les entusiasmó mucho la propuesta y había una gran coincidencia de valores". Con una inversión inicial de $130.000 proveniente de los ahorros de Tamarit, armaron un plan de negocios, investigaron el negocio y durante dos años trabajaron en la gestación del producto. Finalmente, en 2012 lanzaron los primeros modelos.

Para presentar el producto, organizaron un gran taller en una juguetería, que les prestó el patio, y con una maestra jardinera que mostraba el sentido de los juguetes y la manera de usarlos. A partir de allí, empezaron a recibir llamados y encargos. "KärtonKärton se basa en una cadena de producción sustentable. Trabajamos con proveedores nacionales y elegimos a pequeños productores para armar una cadena más justa", explica Jimena.

Un hito clave en la historia de este proyecto fue la gran compra que hizo el Ministerio de Equidad Educativa del gobierno de la Ciudad para los jardines de infantes municipales. Fue un éxito no sólo económico sino que también les amplió el mercado y les abrió las puertas a otras instituciones. "Una maestra que había convocado para un taller trabajaba en el ministerio, y me llamó para saber si nuestro proyecto era sostenible en el tiempo. ¡De casualidad nos dimos cuenta de que nuestros hijos eran compañeros de jardín!".

Otro jugador importante es el Espacio Arte Diseño Contemporáneo de Buenos Aires (MACBA). El estudio Mercer ya había realizado actividades con la entidad. Así que, en una exposición que organizaron para las vacaciones de invierno, convocaron al estudio para hacer una presentación del plano al volumen a través deldiseño y la geometría de KärtonKärton. 

En paralelo con el MACBA, las convocaron para Revuelta Cultura, un ciclo de actividades y espectáculos para chicos organizada por el Ministerio de Cultura durante las vacaciones deinvierno. "Nos invitaron para hacer los talleres. Aunque en esos espacios no vendemos el producto, tenemos prensa y contacto directo con el usuario".

Con nueve puntos de venta en el país, venta online, comercio minorista y corporaciones, esperan cerrar el año con una facturación de $250.000 (3000 unidades vendidas) y proyectan triplicar las ventas para el año 2014."Llega un punto en que se pasa de ser un emprendimiento a una pyme, con varias unidades de negocio. Hoy, KärtonKärton comercializa un producto, pero lo excede".

En tres preguntas

  • ¿Qué es lo que más les gratifica de su trabajo? Querer lo que hacemos. Ver a los chicos jugando en los talleres y a los padres ayudando realmente emociona; ¡hemos llorado! También fue muy satisfactorio que nos hagan un pedido del Ministerio de Desarrollo y Equidad, porque significa que el producto es un éxito: cumple el objetivo de transmitir valores educativos, de integración y sustentabilidad.
  • ¿A qué desafíos se enfrentaron en estos años? Lo más difícil fue encontrarme con una situación de industria en la que no tenía experiencia. Vengo de un taller textil en donde se trabaja con menos cantidad y menos volumen, así que fue un largo proceso amigarme a las nuevas características y pasar de ser un emprendimiento al mundo industrial. Pero de todas las situaciones se aprende, y no creo que existan fracasos, sino reajustes.
  • ¿Cuáles son los valores detrás de KärtonKärton? Queríamos transmitir un valor a través de un objeto e insertar un nuevo concepto de juego en el mercado.  Buscamos plantear un juego atemporal, que no sea tecnológico ni esté de moda, yque sea sin género, es decir, que no sea para nene o para nena, sino que sea integrador.  Elegimos animales nacionales que migran y viajan, y buscamos que fueran un refugio para los chicos. Es clave que en la primera etapa el chico necesite ayuda para armarlo, porque recurre a un hermano mayor, a sus padres, o a sus abuelos, y otro objetivo era relacionarlo con una actividad familiarizada.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres