Contenido

06 de diciembre 2013

Cómo reducir el riesgo en un emprendimiento

Con el foco en la experiencia del usuario, Lean UX propone una metodología para el diseño de productos y servicios que permite refinar de manera progresiva, rápida y eficiente la propuesta de valor para los usuarios.
$.-
Gran parte de las respuestas que necesitamos están en los usuarios de nuestro producto. Investigar la experiencia del usuario es una disciplina relativamente nueva, con gran desarrollo en el sector de la tecnología, pero con aportes válidos para todo tipo de proyectos. Dentro de ese ámbito, Lean UX busca reducir el riesgo en un emprendimiento, especialmente en start-ups o empresas que recién empiezan.

Juan Manuel Carraro, fundador de Keikendo y especialista en user experience, presentó los beneficios de esta metodología durante el Startup Camp LatAm organizado por Wisboo. Lean UX plantea un regreso a los orígenes. En lugar de prestar tanta atención a los documentos que generalmente registran las distintas etapas del desarrollo de un proyecto, propone volver a hacer foco en la experiencia que está siendo diseñada.

"Desde ya, determinados entregables son importantes para los start-ups pero muchas veces se cae en una exageración y corremos el riesgo de alejarnos de la terminología de los usuarios. En el centro de todo proyecto deben estar los usuarios finales, los objetivos del negocio y el contexto de uso", adviritó Carraro.

La mayoría de los conceptos que están detrás de Lean UX surgen del movimiento Lean Startup, fundado por Eric Ries, que se basa en cinco postulados:

  • Hay emprendedores en todos lados
  • Emprender es administrar recursos que generalmente son escasos
  • Generar conocimiento validado, es decir, ir probando lo que se va haciendo
  • La innovación debe ser medible y responder a métricas. Pueden ser métricas de usabilidad, como efectividad, eficiencia y satisfacción.
  • Hay que seguir un proceso "Build-Measure-Learn" (es decir, Construir- Medir- Aprender) hasta que se llegue a un producto que realmente de valor a los usuarios.

"Valor es lo que los clientes perciben como tal. No es cuestión de agregar más funcionalidades al producto. El foco debe estar puesto en lo que los usuarios finales buscan. Hay que entender cuáles son las características que ellos valoran de nuestro producto", destacó Carraro. "Y tratar nuestras creencias sobre lo que puede funcionar como hipótesis a probar en lugar de verdades absolutas".

Al estar demasiado cerca del proyecto, los emprendedores muchas veces no son conscientes de que tienen una visión sesgada de las cosas. "Como somos los padres de la criatura nos tomamos como criticas personales las criticas que los usuarios puedan hacer al producto. Pero hay que escuchar estas criticas porque encierran mucha información", advirtió Carraro.

Sin embargo, recibir feedback de los usuarios no quiere decir preguntarles la opinión. Hay una gran diferencia entre lo que se hace y lo que se dice. Por eso es recomendable pedirles que usen un producto y observar cómo lo hacen. "Durante una entrevista, las respuestas generalmente van a ser buenas por la tendencia natural de la gente de buscar agradar. Es mejor pedir a un usuario que haga lo que tiene que hacer y estudiar este comportamiento. Generalmente, con 5 usuarios uno puede detectar el 80 por ciento de los problemas de un producto", detalló Carraro.

Entre las capacidades que los profesionales deben desarrollar, Carraro instó a entender mejor al negocio. "Este quizás sea el déficit mayor de diseñadores y desarrolladores. A veces están muy bien formados en los aspectos técnicos y operativos de sus respectivas disciplinas pero carecen o se resisten a ver el proyecto desde la perspectiva del negocio. La orientación a resultados es clave para el éxito de un emprendimiento", concluyó.

¿Alguna vez testeaste tu producto con usuarios reales? Contanos tu experiencia.

Compartí

2

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres