Contenido

10 de diciembre 2013

Los pilares del Just In Time

El sistema Just In Time (JIT), creado por Toyota en la década de 1970, surge del esfuerzo por mejorar la calidad de los productos y lograr mayor eficiencia. Aplicalo en tus inventarios para ahorrar.
$.-
"Just in time" (JIT), que literalmente significa "JEl Just In Time implica orientarse a la demanda de los clientes, produciendo una cantidad exacta y en un momento preciso, con un mínimo de inventarios.usto a tiempo", es un sistema que rompe con el paradigma de mantener grandes niveles de inventario.  Impulsa a mantener sólo un nivel de existencias mínimas que permita producir y comercializar eficazmente. ¿Cuál es el beneficio de mantener stocks mínimos? Al aumentar la rotación, ahorrás espacio y reducís los costos de inventario: espacio físico, seguridad, daños u obsolescencia. Y, sobre todo, evitás el costo de tener capital inmovilizado aumentando tu eficiencia.

Son las organizaciones industriales las que mejor perciben las ventajas del just in time, pero es aplicable a todo tipo de empresa que administra inventarios, tanto de insumos como de productos terminados. Es cuestión de adaptar el sistema a cada organización para poder sacar el mejor provecho.

 ¿Cuáles son los pilares del sistema Just In Time?

  • Artículos necesarios, cantidades justas, momento exacto. Condiciones básicas para poder minimizar la cantidad de existencias en inventario, dando prioridad a la calidad del proceso productivo y a los productos terminados.
  • Orientación a la demanda. La filosofía JIT se orienta a los requerimientos de la demanda: la empresa no debe fabricar hasta que no se necesite o haya un pedido de un cliente.
  • Existencias mínimas y suficientes. El inventario debe actualizarse de forma que las mercaderías o insumos lleguen justo a tiempo para mantener el funcionamiento de la producción eficazmente.
  • Mejora continua. Búsqueda proactiva de problemas y sus soluciones, proponiendo mejoras en todas las áreas del proceso productivo y la comercialización. Para esto resulta fundamental la participación activa de los empleados.
  • Relación estratégica con proveedores. Acuerdos a largo plazo con pocos proveedores claves, de insumos o mercaderías. Con este tipo de inventarios, los proveedores no son sólo empresas que proveen, sino socios estratégicos de tu organización.
  • Calidad total. Al no haber existencias de respaldo, se evitan a toda costa los posibles imprevistos relacionados con fallas de la producción, lo que implicaría costos adicionales e incumplimiento de plazos con los clientes.
  • Cero derroche. Eliminar toda actividad que no añada valor al producto y que implique desperdicios de tiempo o dinero: sobreproducción, desplazamientos innecesarios del recurso humano o tiempos muertos de fábrica.
  • Entregas inmediatas. Los pedidos se entregan de acuerdo a las necesidades de la producción, lo que implica que no son extrañas las entregas en pequeñas cantidades y períodos cortos: diarios o semanales.
  • Flexibilidad. De los empleados, de las maquinarias y de la distribución, de forma que el flujo de trabajo pueda adaptarse constantemente a distintas tareas y cambios, de acuerdo a los requerimientos de la demanda.


Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres