Contenido

¿Es el e-commerce lo que necesitás?

"Porque todos los demás lo hacen" puede no ser motivo suficiente para que te sumes al comercio electrónico. Analizá también sus desventajas antes de arrancar.
$.-
Operar por Internet no siempre resulta la mejor Las características de la empresa o sus productos, o las del mismo e-commerce, pueden hacer el comercio electrónico poco atractivo para ciertos negocios. Analizá tu situación antes de arrancar.opción para crecer o aumentar las ventas. Antes de poner en marcha un sistema de e-commerce conviene considerar seriamente, además de sus ventajas las desventajas que puede implicar.

  • Dependencia tecnológica. Un servidor caído, páginas que no cargan, el sistema de cobro que se cuelga o el carrito de compras que no se actualiza pueden significar varios días sin operaciones y clientes molestos. El e-commerce sin una plataforma tecnológica estable y confiable no funciona. ¿La solución? Sumarse a plataformas probadas.
  • El papel vital de la logística directa e inversa. En el caso de un negocio físico, muchos rubros pueden dejar de preocuparse por el producto una vez que el comprador lo paga y lo retira del local; en una tienda virtual, en cambio, hay que resolver la manera de entregar el pedido e idear formas para recibir devoluciones (y puede haber muchas; recordá que no hay forma de probar antes de comprar).
  • Es muy difícil darle un toque personal a la venta. Algunos negocios necesitan de trato directo para asesorar mejor al cliente y concretar la venta. Existen opciones tecnológicas para darle ese toque humano a una tienda virtual (por ejemplo, el chat en vivo), pero no reemplazan por completo a un vendedor hábil y aumentan los costos operativos.
  • No todo se puede vender en la red. Ciertos artículos son demasiado baratos al por menor para justificar los costos de cobranza y entrega, mientras otros requieren de instalación especializada. En muchos casos hace falta un cambio de estrategia comercial; por ejemplo, una papelería que en su local a la calle trabaja principalmente con consumidores finales, online puede atender solamente a empresas, que en general realizan pedidos grandes.
  • La competencia puede ser feroz. Las barreras de entrada para montar una tienda virtual básica son bajas, los competidores pueden ser muchos y es difícil trasladar el posicionamiento logrado con un negocio "físico" a la red sin una sólida estrategia de marketing. El gran local a la calle y la amplia trayectoria de una casa de computación poco importan para competir online con una tienda de insumos montada desde un departamento con nada más que un depósito a modo de activo tangible.

A pesar de que el comercio electrónico, con justa razón, se convirtió en la superestrella comercial de nuestros tiempos, para algunas pymes en marcha sus desventajas pueden no justificarlo, y deben encontrar otras formas de crecer. Si, en cambio, las características de tu negocio y productos, son las ideales para el e-commerce podés estar frente a la oportunidad de crecimiento que estabas esperando.

¿Es el comercio electrónico lo que tu empresa necesita?


Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

2 comentarios
Emanuel Smargiassi · Hace 33 meses

Considero que las variables analizadas para determinar si una empresa debería introducirse en el comercio electrónico son muy pobres. Empresas como Azonia.net se encargan de las problemáticas tecnológicas, logística del producto, asesoramiento y posicionamiento, permitiendo a las empresas desarrollar el canal online. Basta de la mirada retrograda del comercio electrónico, y basta de asustar a las empresas. En el resto del mundo se comercializa casi la totalidad de las cosas vía online. Emanuel

Emanuel, muchas gracias por tu aporte. Como aclara la introducción a la nota, de ninguna manera pretendemos desalentar los proyectos del e-commerce, sino que sugerimos, como en el caso de cualquier otro proyecto de inversión, no dejar de analizar todos los escenarios posibles (positivos y negativos), para tomar una decisión informada. Saludos!