Contenido

El verano: oportunidad para pensar el negocio

Los meses de verano nos permiten "bajar un cambio" y aprovechar el tiempo para analizar los próximos pasos de nuestra empresa. En las vacaciones, pueden surgir buenas ideas para implementar durante el año.
$.-
Más importante que hacer las cosas correct"La gente suele estar más tranquila en verano y es un buen momento para entablar conversaciones con personas claves que ayudarán a pensar el futuro."amente es hacer las cosas correctas. Es decir, una buena implementación de una mala estrategia no es una buena idea. Y a veces ocurre que trabajamos como locos sin poder levantar la cabeza para ver si estamos yendo en la dirección que queremos. Pero en el verano puede suceder que esa presión afloje.¡Gran oportunidad! Es como si las aguas turbias se aquietaran y se depositaran los sedimentos haciéndose transparentes y permitiéndonos ver dónde estamos y a dónde queremos llegar.

La gente suele estar más tranquila en verano y es un buen momento para entablar conversaciones con personas claves que ayudarán a pensar el futuro. Entre eso y la serenidad que nos permite conectarnos con lo que realmente queremos empieza a gestarse el nuevo plan, una actitud para el año, metas y objetivos claros. Pero no hay apuro en lanzarse a la acción... es hora de irnos de vacaciones. La mezcla que hemos preparado en nuestra mente fermentará durante el tiempo "panza arriba", aunque estemos pensado en otra cosa. Al llegar de vuelta al trabajo, tendremos más claro todo. Y ahora sí, a trabajar como loco... ya no es una locura sino una pasión. Va a parecer que la suerte está de nuestro lado y que se dan casualidades favorables. Se siente como un softlanding, soplan vientos favorables. Aparecen oportunidades. El secreto está en saber lo que queremos. Porque el que no sabe lo que busca no entiende lo que encuentra. Y el que sí, sí.

Las negociaciones de verano

En una encuesta realizada entre expertos negociadores, la preparación salió ganadora por unanimidad a la hora de definir el factor único de éxito más importante en la negociación. El verano da tiempo a preparar bien una conversación. Identificar claramente los intereses, las opciones, las alternativas, los criterios objetivos que puedan dar legitimidad a los acuerdos, etc. Volver de vacaciones a un ámbito de trabajo en que hemos clarificado nuestras relaciones con los demás y hemos negociado nuestro futuro es gratificante y nos llena de entusiasmo. Dicen que si uno le lleva un problema a un arquitecto la solución será siempre un edificio. Para mí, que me especializo en negociación, liderazgo y creatividad, nada mejor que llevar a cabo negociaciones creativas que lideren las relaciones con los demás hacia un camino en que todos ganamos.

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres