Contenido

Claves para montar un estudio profesional

¿Sos un profesional independiente en busca de su propio lugar de trabajo? Tené en cuenta los aspectos centrales para una buena decisión que impulse tu carrera.
$.-
Definí el objetivo, antes de poner una seña. ¿NePara hacer realidad el sueño de la oficina o estudio propio tené en cuenta costos, proyecciones y posibilidades de inversión, para que pueda sostenerse en el tiempo. cesitás montar un estudio? Son variadas las razones por las que un profesional decide armar una oficina propia: tener un lugar para trabajar tranquilo, recibir gente, proyectar una imagen, e incluso simplemente porque siempre ha sido el mandato del profesional independiente. Sin embargo, en la actualidad evaluá primero si no podés trabajar desde tu casa, compartir un espacio o tener una oficina móvil. Una oficina temporaria puede resultarte suficiente también para experimentar el concepto. La diferencia de costos puede ser definitoria para un joven arrancando su carrera.

Sacá cuentas. Si sos contador tal vez es en lo primero que pienses, pero como arquitecto, abogado, psicólogo o diseñador tal vez te cueste manejar los números clave: hacé proyecciones de ingresos y costos que te permitan evaluar cuánto podés invertir. Pedí ayuda, si hace falta. Considerá todas las variables para la inversión inicial: depósito para alquiler o gastos de la compra, pintura y mejoras, muebles, equipamiento tecnológico, decoración, etc. Analizá los costos fijos posteriores: recepcionista o secretaria, alquiler y expensas, servicios, seguridad, materiales y útiles, etc. Tené en cuenta si podés (o querés) invertir lo necesario hasta que el estudio se sostenga solo.

Elegí con criterio. Recorré las zonas que te interesan y definí claramente qué buscás: metros cuadrados, ubicación, cantidad de despachos, salas de reuniones, estacionamiento, amenities, etc. Hacé un presupuesto que oriente tu búsqueda. Tené en cuenta que la ubicación puede resultar la variable que más impacta en los costos. Verificá que el lugar elegido sea "apto profesional", y que no haya problemas con el tipo de circulación de gente que tenés pensada para tu oficina.

Organizá el espacio. Asegurate de aprovechar al máximo los metros cuadrados, por lo general limitados para un nuevo profesional: mantené buenos espacios de guardado para mantener el orden, ampliá el espacio con plantas, espejos y buena iluminación, creá rincones que permitan usos múltiples. Por ejemplo, unos sillones en la recepción pueden servir tanto para la espera como para mantener una reunión rápida e informal con proveedores o clientes, una mesita en la cocina puede servirte para almorzar o para ordenar fotocopias, unas sillas en un patio o balcón con algo de verde pueden permitirte descansar o cambiar de aire mientras hablás por teléfono.

Proyectá una imagen profesional. Si vas a recibir clientes o mantener reuniones en el estudio, ambientalo con títulos, premios, notas periodísticas o material de promoción. Hacé que el nombre del estudio, logo o colores institucionales sean parte de la decoración y estén bien visibles.

Si vas a compartir el estudio con otros profesionales, realizá acuerdos claros. Es habitual compartir las instalaciones con profesionales de la misma carrera —ej. Estudio de abogados— lo que permite una mejor especialización y profundidad de la oferta en un campo de conocimiento; pero también hacerlo con profesionales complementario —ej. Asesoramiento para pymes de un abogado y un contador—, para ofrecer servicios más amplios. En cualquier caso, aunque formalmente no vayan a ser socios, sino solo compañeros de oficina, es necesario que acuerden acerca de cómo se van a compartir no sólo los gastos, sino las responsabilidades (horarios de apertura y cierre, atención al público, limpieza y orden, etc.) y los ingresos derivados de actividades conjuntas.

Pensá todo el proyecto y no te enfoques sólo en el lugar. Tal vez tu sueño era montar un estudio, y disfrutes el proceso de elegir y decorar el lugar, pero sin clientes no va a poder subsistir. Pensá de qué forma vas a hacer marketing, apoyándote en tus conocimientos o especialidad, y cuáles son los caminos de desarrollo que vislumbrás, para que la oficina propia sea el punto de partida de tu carrera y no un ancla.

¿Ya tenés en marcha tu estudio profesional? Contanos tu experiencia.


Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres