Contenido

23 de agosto 2016

¿Por qué es necesario pensar en modelos de negocios?

Mientras que el plan de negocios sirve para el momento inicial de un emprendimiento y suele ser estático, el modelo de negocios obliga a pensar de forma dinámica.
$.-
Una vez, oí una definición de plan de negocios"Repensar la forma de funcionamiento de mi negocio no es una opción sino una necesidad". que me pareció muy acertada. No recuerdo dónde ni quién, pero sí recuerdo el concepto.

Haciendo una analogía de la empresa con un cohete, el plan de negocios sirve para el momento de lanzamiento y despegue. Esas hojas y hojas escritas por meses sirven para tener todo calibrado y una extrema precisión. ¿Pero qué sucede cuando el cohete esté en órbita?

Aquí nos enfrentamos con la gran limitación del plan de negocios: es estático. Pero entonces, ¿sirve o no sirve el plan de negocios? Claro que sirve, pero para el lanzamiento.

Pensar en modelos de negocios es pensar en algo dinámico que cambia constantemente. ¿El modelo de negocios cambia constantemente? No, lo que cambia es todo lo demás: el entorno, los gustos de los consumidores y usuarios, la tecnología, las formas de comprar... El valor migra de un lugar a otro y hay que seguirlo.

Es clave pensar en forma dinámica para adaptarse. Repensar la forma de funcionamiento de mi negocio no es una opción sino una necesidad.

Existen varios ejemplos conocidos de empresas que no adaptaron su modelo de negocios: Netflix reemplazó a Blockbuster. Kodak se inclinó por las impresoras en vez de ir por las cámaras digitales y chau.

Hay diferentes formas de diseñar el modelo de negocio. Se puede utilizar una técnica mundialmente conocida bajo el nombre de Canvas o lienzo de modelo de negocios. Los profesores Alexander Osterwalder e Yves Pigneur diseñaron un método para poder ver la foto completa de una idea, una empresa,una fundación, una unidad de negocio nueva, etcétera.

¿Cómo? Mediante una interfaz gráfica de 9 módulos cuyos elementos necesarios son un papel afiche, un marcador, post it, lapiceras, materia gris y ganas. Bien sencillo. Despliego el papel afiche, dibujo los módulos y comienzo a llenarlos con los post it.

Lo complejo está en definir el contenido de esos cuadrantes: relaciones con mis clientes, cuál es el valor de lo que hago, por medio de qué canales, relaciones o asociaciones clave, fuentes de ingreso, recursos necesarios, procesos clave para generar valor, mi estructura de costos, etc.

Otra técnica es la desarrollada por Manuel Sbdar, fundador de la Escuela de Negocios Materia Biz, quien habla de Palancas para el crecimiento y desarrollo del negocio.

En la web, podés encontrar recursos para armar tu modelo de negocio. Por ejemplo, hay un adelanto del libro de Alexander Osterwalder e Yves Pigneur.

¿Te pusiste a pensar cuál es tu modelo de negocio?

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres