Contenido

21 de febrero 2014

¿No te alcanzan 24 hs?

Todos tenemos la misma cantidad de horas en el día: ¡solamente 24! Lo que puede diferenciar a unas personas de otras es cómo administran este escaso y valioso tiempo.
$.-
Muchas personas se preocupan de gestionarPara empezar a gestionar tu tiempo, tenés que ser consciente de cómo lo estás utilizando. el dinero y dejan de lado la gestión del tiempo... cuando percibís que el tiempo ya no alcanza para cumplir con todas las responsabilidades (¡y sumarle el descanso necesario!), ¡no querés desperdiciar ni un minuto! Tomate dos valiosos minutos para leer esta nota y organizarte para aumentar la productividad sin perder la calma en el trabajo y en la vida personal:

  • Averiguá en qué invertís el tiempo. Una pequeña investigación de tus actividades cotidianas permite darte cuenta de en qué realmente estás invirtiendo tu tiempo. ¿Cuánto tiempo pasás en Internet? ¿Contestando mails? ¿Atendiendo llamados? ¿En reuniones poco eficientes? ¡Este es el primer paso para una gestión eficaz del tiempo!
  • Tomáte el tiempo para planificar. ¿Lo que estás haciendo está en sintonía con tus objetivos? Una vez que identificaste tus metas, es necesario proyectar: el día, la semana, el semestre. El hecho de que los planes puedan cambiar, ¡no es excusa para no planificar! Planificar permite hacer foco en lo importante.
  • Seleccioná las prioridades. Si tenés 10 tareas, ¿cuáles son realmente importantes? Cuando empezás el día, definí cuáles son las actividades primordiales y cuáles se pueden dejar para mañana. No podés hacer todo: tendrás que centrarte en las tareas que te den el mayor rendimiento. ¡Centrate en lo importante, no en lo urgente!
  • Armá listas de tareas. Intentá tener una sola herramienta para llevar tu lista, sea un cuaderno o un sistema informático. Evitá, además, llevar las cosas en tu cabeza, estarás constantemente estresado por temor a olvidar algo importante. Creá una lista realista: una demasiado larga será frustrante y hará difícil lograr los objetivos.
  • Andá por partes, tareas paso a paso. Hacé foco en una tarea en particular por vez. La capacidad de hacer varias cosas al mismo tiempo es una característica de las computadoras, no de las personas. Si trabajás en varias cosas al mismo tiempo, corrés el riesgo de no hacer nada bien. Concentrate en una tarea y evitá las distracciones.
  • Imponete límites de tiempo. Establecé un plazo o meta cuantificable para cada tarea. Si optás por contestar los correos electrónicos a primera hora de la mañana, establecé una pauta: ¿una hora?, ¿10 mails? Este marco te ayudara a organizarte mejor durante todo el día.
  • Mantené sistemas organizados. ¿Perdés mucho tiempo buscando documentos o archivos en la computadora? Es una inversión de tiempo organizar un sistema de archivo eficaz y eficiente. Es importante detenerse un momento para mejorar la gestión de los procesos, ¡Después podrás organizarte rápidamente!
  • Aprendé a delegar. No importa el tamaño de la empresa, siempre será necesario delegar, es parte del camino al éxito. No pienses que sos el único que sabe cómo hacer las cosas de la forma correcta. Muchas actividades pueden y deben ser delegadas. ¡Aprendé a delegar y a controlar!
  • Aprendé a decir NO. Para cumplir con los objetivos tenés que centrarte en ellos. Las distracciones te roban tiempo y atención. No se puede complacer a todas las demandas. Aceptar realizar tareas para las que no tienes tiempo sólo generará mayor tensión y confusión.
  • Mantené un sano equilibrio. Hay momentos para trabajar y momentos para descansar. Si cargás demasiado tu día con tareas y obligaciones, terminarás agotado y en poco tiempo estresado... Toma descansos regulares, ¡y serás mucho más productivo!



Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

2 comentarios
Andrea Macri · Hace 32 meses

Excelente! Gráfico, concreto, aplicable y muy útil...

Andrea Macri · Hace 32 meses

Excelente: concreto, gráfico, muy útil.