Contenido

¿La muerte del plan de negocios?

Algunos expertos auguran el final de este documento empresario básico. ¿Hace falta en la actualidad escribir un plan de negocios para poner en marcha un emprendimiento o hacerlo crecer?
$.-
El plan de negocios es un documento actualm¿Vale la pena dedicar horas, semanas e incluso meses a investigar, discutir, analizar y planificar al detalle un nuevo negocio? En muchos casos la respuesta sigue siendo "sí".ente en discusión. Dada la velocidad de los cambios en el contexto, la competencia internacional, las rupturas que proponen las nuevas tecnologías, ¿vale la pena dedicar horas, semanas e incluso meses a investigar, discutir, analizar y planificar al detalle un nuevo negocio?, ¿tiene sentido llenar hojas y hojas de supuestos, estimaciones y cálculos que no son más que proyecciones e incluso "promesas"?

Sin dudas, un plan completo y exhaustivo demanda tiempo y esfuerzo, pero también presenta, sobre todo a emprendedores noveles, muchas ventajas, al anticipar problemas y forzar un enfoque global del nuevo negocio.

Para emprendedores más experimentados o con negocios revolucionarios, tal vez resulten en la actualidad más eficientes los métodos más simplificados de desarrollo de negocios, como el modelo Canvas o el lean startup

Santiago Bilinkis, emprendedor e inversor, planteó la discusión en su blog con "La nueva ronda de Restorando y la inutilidad de los planes de negocio", a partir de una experiencia reciente en Sillicon Valley. Allí, los emprendedores más innovadores, aquellos que buscan romper con los modelos de negocio conocidos necesitan actuar rápido y convencer a inversores con algo creíble, pero no tan extenso y detallado como un plan de negocios. Después de todo, dicen, cómo podía saber Google (o Twitter o YouTube o Netflix o cualquier otro emprendimiento revolucionario) cómo iba a reaccionar el mercado ante su propuesta; los negocios de alto impacto crean mercados, no los analizan.

Sin embargo, para la mayoría de los emprendedores en negocios más tradicionales, sí existen mercados por explorar, decisiones anticipadas por tomar, números que afinar para conocer la inversión inicial y el potencial retorno del negocio. Y es el plan de negocios --o al menos una instancia de planificación similar-- el que permite hacerse las preguntas adecuadas antes de abordar la aventura de emprender.

Es también una herramienta necesaria para abordar la complejidad de otras situaciones en la vida de una empresa en marcha.

En conclusión, a menos que estés planteando un negocio tecnológico revolucionario, es recomendable que antes de arrancar al menos armes un miniplan de negocios, que no sólo te permita anticipar decisiones, sino que te guíe en la puesta en marcha una vez que estés en el camino.

Compartí

1

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

2 comentarios
Alejandro Sambuelli · Hace 30 meses

Mi experiencia en la redaccion de mi primer plan de negocios es muy buena, ya que me esta ayudando a clarificar muchos conceptos que solo lo tenia como idea. FODA, Objetivos, estrategias ... eran solo terminos que nunca podia bajar a papel y gracias al Pdn le puedo dar mas visibilidad al emprendimiento. Tal vez a un futuro inversor no le sea de gran utilidad pero si lo es para quienes comenzamos a transitar un nuevo emprendimiento.

federico moravenik · Hace 30 meses

muchos plantean esto del fin del plan de negocios,por las dificultades que tiene hacerlo sobre todo para quienes carecen de experiencia,pero comparto lo que expresa la autora en su nota, a los que menos saben mas les sirve.