Contenido

27 de febrero 2014

Percibido y devengado: dos formas de contabilizar

No necesitás ser un experto contable para operar tu negocio, pero entender estos criterios básicos te ayudará a tomar mejores decisiones.
$.-
La forma de registrar ganancias y de reconocerLejos de ser formas contrapuestas de entender a la empresa, los criterios de lo percibido y de lo devengado se complementan para interpretar de forma integral la compleja realidad de la circulación del dinero. gastos tiende a generar dudas teóricas a la hora de abordar un proyecto de inversión o una decisión importante en la empresa. ¿Tener en cuenta el hecho económico o el financiero? ¿En qué momento y para qué considerar cada uno?

Según el objetivo del análisis y el tipo de herramienta que se utilice, puede ser recomendable acudir al criterio contable de lo percibido o al de lo devengado. Vamos a ver a continuación, qué son estos principios y qué papel pueden cumplir en la toma de decisiones en una pyme.

  • El criterio de lo devengado. Este método reconoce un hecho económico (una venta, una compra, una prestación de servicio, etc.) sin preocuparse de los efectos del movimiento de efectivo que genera. A modo de ejemplo práctico, si estás inscripto en el régimen general y hacés una venta a plazo, poco importará para la determinación del IVA a pagar del mes el hecho de que vas a cobrar el dinero de la venta dentro de 60 días; el impuesto en cuestión tiene en cuenta la ocurrencia de la operación, no sus efectos financieros futuros, y así debe pagarse sobre lo facturado. En general, éste es el criterio a usar cada vez que tengas que planificar la estrategia impositiva y contable de tu empresa, decidir políticas de ventas a plazo o prepararte para contraer un préstamo.
  • El criterio de lo percibido. Este método reconoce los movimientos de caja sin considerar cuándo se han producido los hechos económicos que los ocasionan, es decir, que se enfoca en los aspectos financieros. Por ejemplo, si considerás vender el camión de reparto de tu empresa, ¿aceptarás cuotas o vas a preferir un pago al contado? ¿Podés descontar un cheque con fecha futura para hacer pagos que necesitás realizar hoy? ¿Si invertís mañana $100.000 en un negocio que comenzará a operar y generar ingresos dentro de un año, deberán los réditos compensar el tiempo ocioso? En general, siempre y cuando la decisión que se discute dependa más de la liquidez disponible que de la solvencia económica, conviene usar el método de lo percibido. Para armar un flujo de fondos, por ejemplo, el criterio de lo percibido es ideal porque describe eficientemente a la generación de dinero en efectivo dejando de lado a la generación del resultado contable.

En la práctica, los criterios de lo percibido y de lo devengado, lejos de ser formas contrapuestas de entender la administración, se complementan para interpretar de forma integral a la compleja realidad de la circulación de dinero en la vida diaria de un negocio. Si querés profundizar, repasá los ejemplos y los links en esta nota y no dudes en consultar con tu contador o asesor financiero.

Compartí

5

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

1 comentarios
federico moravenik · Hace 32 meses

muy buena la aclaracion sobre la diferencia de criterios, dado que muchos cunado arman su FF en un proyecto de inversion no toman en cuenta esta diferencia y da resultados erroneos la evaluacion del proyecto.