Contenido

Flujo de fondos: 6 errores comunes al armarlo

El “cashflow” o flujo de fondos permite administrar ingresos y egresos para anticipar problemas financieros. Muchas empresas no tienen un experto en finanzas en su equipo, por lo que pueden caer en errores típicos al armarlo.
$.-
Con una simple planilla de cálculo es posible evitar muchos problemas de dinero para la empresa.  Armar un flujo de fondos permite tener a la vista los ingresos y egresos proyectados, de forma de poder tomar decisiones financieras. Cuidado con los siguientes errores comunes:
  1. Confundir aspectos financieros y económicos. Los flujos financieros deben considerar el dinero cuando efectivamente se paga o cobra, sin importar cuándo se ha generado la operación (a diferencia de los flujos económicos). Si, por ejemplo, se anota como ingreso una venta al cliente que no se cobrará por algunos meses, se corre el riesgo de creer que se cuenta con dinero para hacer pagos, cuando en realidad se tiene sólo un crédito. La información económica es útil para ciertas decisiones, pero si se mezcla en el flujo de fondos puede generar confusiones.
  2. No tener información confiable y actualizada. Para que los flujos de fondos permitan tomar decisiones es necesario que los datos que contienen sean completos y estén al día. No dejes que  se apilen comprobantes y papeles. Agendá al menos una revisión semanal. Usá estimaciones cuando no tengas información cierta.
  3. Hacer números sin entender su significado. “Los números hablan”, dicen los expertos. Aunque no tengas una formación económica, para estar al frente de un negocio es necesario que manejes los conceptos básicos que te permitan entender los mensajes de tus números. Pedí ayuda para armar una planilla que te resulte clara y te brinde información valiosa para tu empresa. Evitá los errores más comunes al planificar ingresos y egresos en un flujo de fondos.
  4. No relacionar ingresos y egresos. La esencia del flujo de fondos es asegurar el mejor uso del dinero. Vincular los pagos con las cobranzas te garantiza no perder el control. Por ejemplo, podés marcar con el mismo color ingresos y egresos de una misma cuenta o producto, y demorar los pagos a proveedores si tardás en cobrar a los clientes.
  5. Mezclar flujo de dinero personal o familiar. Es habitual que en las empresas más pequeñas o personalistas, se maneje parte del dinero personal o de algunos miembros de la familia desde la caja del negocio. Identificá estos rubros que no corresponden al flujo de fondos de la empresa en sí y asegurate de que no perjudiquen su operación.
  6. No intervenir a partir del análisis. La información en el flujo de fondos no es sólo para saber qué pasa, sino para decidir qué querés que pase. En función de los datos, podés planificar pagos, buscar formas de mejorar las cobranzas, modificar comportamientos, decidir inversiones o tramitar préstamos sin la presión de la urgencia.

Compartí

18

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

1 comentarios
Paula Messina · Hace 49 meses

Es verdad, cuando la empresa es familiar se suele confundir el dinero para temas personales con el dinero de la empresa. Lo importante es registrar todos los movimientos para saber adonde va el dinero, en que se gasta, sea personal o empresarial. El Excel es un muy buen amigo, a mi me dicen la chica planilla, jaja, pero es lo que me da control real sobre lo que pasa.