Contenido

23 de abril 2014

3 casos de apalancamiento financiero

¿Cómo puede afectar el financiamiento externo a un proyecto de inversión? Algunos escenarios que pueden ayudarte a pensar tu caso.
$.-
La palanca financiera describe el efecto que El apalancamiento financiero es una poderosa herramienta de negocios que a menudo no se relaciona con la necesidad, sino con una estrategia de aumento de rendimiento de la inversión.  produce la financiación externa sobre la tasa de retorno de un proyecto de inversión. A continuación, se analizan algunos escenarios, que sirven de ejemplo de funcionamiento de esta herramienta para la compra de un negocio:
  • Caso de palanca financiera positiva. A un inversor que dispone de cierto capital y busca una tasa de retorno mínima del 20% anual en base a sus criterios, le ofrecen una pequeña empresa de logística en marcha por un millón de pesos. Se estima que van a ser necesarios $100.000 adicionales para reemplazar uno de los vehículos en uso.  Sobre la base de la facturación histórica, se prevé un ingreso anual de $250.000 en el primer periodo, valor que se incrementa en $50.000 en el segundo periodo. A partir del año 3, para simplificar el análisis, se considera una renta perpetua de $300.000 (es decir, se supone que los ingresos van a ser estables en el futuro). Usando el método de cálculo adecuado se llega a ver que la TIR del proyecto puro es igual a 27,70%. El inversor cree que puede mejorar ese resultado obteniendo un préstamo a 3 años por $300.000, a una tasa del 10% anual, pagadero el capital al tercer año y los intereses en forma anual. Apelando nuevamente al método de cálculo anterior, podemos ver que la TIR del proyecto apalancado es igual a 34,06%, es decir, que la palanca financiera actúa positivamente y mejora el rendimiento del proyecto.
  • Primer caso de palanca financiera negativa. Supongamos ahora, que el inversor del caso anterior, solo dispone de $800.000 y para poder llevar a cabo el negocio obtiene un préstamo similar, pero a una tasa del 40% anual (es decir que paga $120.000 de intereses al año). Si calculamos la TIR de este nuevo escenario, podemos ver que es igual a 23,30%, es decir inferior a los 27,70% del proyecto puro. En este caso, el efecto del apalancamiento financiero es negativo, pero el proyecto aún es viable pues el retorno supera al buscado originalmente por el inversor.
  • Segundo caso de palanca financiera negativa. Podemos suponer ahora, que el mismo inversor, sólo dispone de $300.000 y consigue un préstamo similar al del caso uno, pero por los $800.000 que le faltan y al 35% anual. Deberá pagar un interés anual de $280.000 y devolver el capital en el último periodo. No sólo que la TIR de este escenario será de 10,56%, muy por debajo de los objetivos del inversor, sino que en el primer periodo se obtiene un flujo negativo de $30.000 y tendrá que buscar financiación adicional (o liquidar algún activo sobrante) para cubrirlo. Un criterio de evaluación meramente numérico aplicado a rajatabla descartaría esta inversión, pero en la práctica, no hay que perder de vista aspectos económicos no contemplados inicialmente. Por ejemplo, el local de la empresa podría estar ubicado en una zona de rápida explotación inmobiliaria y adquirir un valor de reventa importante a mediano plazo.

En conclusión, la misma operación varía su rentabilidad de acuerdo con la estructura o ingeniería financiera, que se relaciona no sólo con el monto de los préstamos, sino con su tasa de interés y su forma de pago. Así el apalancamiento sobre dinero externo puede actuar en forma positiva o negativa, por lo que se requiere un análisis de cada caso, teniendo en cuenta además el contexto económico completo, sin dejar de lado detalles cualitativos.


 

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres