Contenido

05 de mayo 2014

"La zona de confort no es para un emprendedor"

En 2009, tres amigos y colegas hicieron realidad su sueño de emprender. Dejaron atrás la relación de dependencia para comenzar con Global Solution Broker. Su propuesta: revolucionar el mundo de los seguros.
$.-
Global Solution Broker nació en 2009 como la primera "Se puede y se debe planificar a largo plazo en nuestro país". empresa en la Argentina con dedicación exclusiva a la atención del productor de seguros independiente. Diego Pennise inició el start up junto a sus dos socios, Cristian Bogni y Luis Felix. Al equipo se sumarían, luego, profesionales especializados en derecho y medioambiente.

Su objetivo para los próximos cinco años es ser la mejor opción para el productor de seguros independiente en la Argentina y convertirse en uno de los 10 principales jugadores en cuanto a facturación. El mercado no ha dejado de crecer en los últimos 8 años y tiene aún un alto potencial de crecimiento.

En la actualidad, enfrentan el desafío de comercializar coberturas no obligatorias: "Solo basta con recordar un hecho desgraciado como la inundación de La Plata, donde familias enteras y empresas perdieron todo por no contar con una cobertura. Debemos entender al seguro como una protección social". Y agrega sobre el escenario actual: "Se puede y se debe planificar a largo plazo en nuestro país aunque el vértigo es mayor por la inestabilidad de la moneda, los cambios repentinos de las regulaciones y otras cuestiones. Nadie dijo que ser emprendedor fuera fácil".

En cuanto a los retos que fueron enfrentando a lo largo de los años, Pennise explica que el desafío mayor fue mantener al equipo orientado hacia un mismo objetivo. "Escucharnos fue la clave para multiplicar en vez de dividir. Al principio, las reuniones (link a http://www.buenosnegocios.com/notas/271-6-claves-una-presentacion-efectiva) eran caóticas. Hasta llegamos a comprar una jaula, donde todos dejábamos nuestros celulares en silencio antes de empezar. Y un reloj de arena de cinco minutos donde cada uno podía exponer sin ser interrumpido. Hoy lo recordamos como un juego altamente productivo y recomendable. Todos teníamos ansiedad por contribuir y la coordinación fue esencial para canalizar toda esa masa de energía (link a http://www.buenosnegocios.com/notas/150-tormenta-ideas-un-soplo-creatividad) que por momentos desbordaba", confiesa.

Para ellos, los fracasos son producto de las omisiones. "De los errores que cometimos, siempre aprendimos o algún resultado positivo nos dejó. El problema fueron las cosas que no hicimos, generalmente por falta de tiempo. Ésta es la variable de ajuste de cualquier emprendedor. Se requieren días de 40 horas para poder hacer todo lo que es necesario. El mayor obstáculo es el tiempo; los fracasos no existen como tales, son sólo instancias que debemos superar para alcanzar el éxito", concluyen.

En 3 preguntas

  • ¿Qué acciones de marketing les resultaron más efectivas? Las acciones de marketing más efectivas son aquellas que podemos llevar a la práctica cuando atendemos a nuestros clientes. Tomar sus problemas y hacerlos propios hasta alcanzar la mejor solución. Si escribís en un cartel que sos el mejor y después no le respondés el teléfono a tu cliente, estuviste tirando tu presupuesto de marketing. Hoy no podés dejar de estar en internet, en los medios especializados o contar con una tarjeta personal. Pero lo que verdaderamente te diferencia es escuchar a tu cliente y ofrecerle una respuesta. Simplificale la vida a tu cliente y vas a seguir haciendo negocios con él y, quizás, también te recomiende.
  • ¿Qué consejo le darían a un emprendedor? Ser emprendedor implica pasión, constancia y garra para afrontar los grandes desafíos con una sonrisa. Nunca bajar los brazos y hacer lo que sea preciso, aun cuando los resultados no lleguen enseguida. Emprender es un estilo de vida: soñar en grande y nunca renunciar al proyecto. La zona de confort no es un lugar seguro para los emprendedores.
  • ¿Qué es lo que más les gratifica de su trabajo? Lo que más nos gratifica es poner en marcha nuestras ideas. Verlas funcionar y crecer. Crear una cultura de trabajo donde nuestros empleados y clientes se sientan felices de pertenecer. Nos gratifica ver que alguien que ingresó a Global hace cinco años se mude de la casa de sus padres, se case y tenga un hijo... todo esto trabajando con nosotros. Es muy emocionante ver cumplir los sueños de nuestros colaboradores. Así vale la pena ponerse viejo emprendiendo.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres