Contenido

21 de mayo 2014

En dos lugares a la vez

Damián Giuliano se define como un emprendedor serial. Actualmente, lleva adelante dos empresas que creó con solo un año de diferencia. La importancia de delegar y organizar los tiempos.
$.-
A veces no le resulta nada fácil. Sacarse el traje "Si pensás en una idea de negocio y no te apasiona realmente, es mejor no emprender"de neopren o para ponerse camisa y corbata es quizás lo más sencillo. El desafío, para Damián Giuliano, es organizar el tiempo y cumplir con todos. "Los días son largos y los temas variados.Un rato hablás de un tema y de repente te suena el teléfono y empezás a hablar de otra cosa totalmente diferente".

Damián Giuliano se define como un emprendedor serial: le apasiona la puesta en marcha de un proyecto, verlo crecer y mantenerlo dinámico. Esa motivación constante lo llevó a iniciar, con un año de diferencia, dos emprendimientos muy distintos. Por un lado, en 2009, abrió un salón de eventos en Castelar junto con amigos, y en 2010, fundó Acqua Buceo, una escuela de buceo en la que da clases y dirige.

A los 13 años, se puso el traje de buzo por primera vez y su pasión por ese deporte lo llevó a realizar la formación profesional para ser instructor. Solo, abrió su escuela con el objetivo de enseñar lo que tanto le gusta hacer. Hoy, ofrece cursos de nivel inicial y avanzado, así como especializaciones y formación para ser instructor.

Lo de Alena eventos, el salón, fue un proyecto más racional y menos pasional. Comenzó con una idea propia en 2009,reunió al titular de la propiedad y a dos amigos para invertir, y una vez que estuvieron todos entusiasmados con el proyecto, se pusieron a trabajar para montar un espacio multieventos para 340 personas donde antes funcionaban canchas de paddle. Hicieron un plan de negocios de más de 200 páginas, que contempló todos los detalles.

¿Por qué dos proyectos tan diferentes? "Se dieron de manera natural para mí, fueron dos ámbitos que conocí muy bien y los pude conciliar. En ambos emprendimientos, el público busca la diversión y relajarse para pasarla bien, y eso es lo que me motiva".

Como muchos otros, antes de lanzarse por su cuenta, Damián soñaba con proponer cambios en su lugar de trabajo, y en hacer las cosas a su manera. Hasta que un día dijo basta. Y se convirtió en un emprendedor. "Una de las mejores cosas de emprender es ese sentimiento de alivio y liberación que te lleva a darte cuenta de que a partir de ese momento, vas a hacer lo que te gusta de la manera que te gusta".

Enfrentarse a desafíos y superar obstáculos es parte de la vida de un emprendedor. Pero con dos proyectos, los retos se duplican. Para mantenerse competitivo en ambos, es fundamental conocer el mercado de cada uno e identificar las dificultades.

"El mercado del buceo es muy poco explorado en nuestro país.Hay poca oferta y bastante demanda, pero el problema es que cuando la coyuntura del país dificulta viajar al exterior, la demanda disminuye porque la gente que se capacita lo hace pensando en viajar. Creo que el desafío es que todo pasa por el capital humano".

En el rubro de los salones es clave la instalación, los precios que se ofrecen, y la atención que se brinda. El truco para destacarse de la competencia, para Damián, es mantener estos tres aspectos y además innovar, lo que exige mucha creatividad.

También hay diferencias en cuanto al crecimiento. Mientras que Acqua Buceo crece lenta y constantemente, Alena fue una explosión. "Apenas empezamos me sorprendí: no pensé que tanta gente iba a adherir tan rápido, me llamó la atención la cantidad de visitas y pedidos. Sin embargo, me resultó más fácil la escuela de buceo, porque solo dependía de mí, y se trata de un mercado que conocía muy bien".

Para este emprendedor innato, lo más gratificante es la devolución de los alumnos en la escuela, o del cliente en el salón. La emoción de la gente que disfruta del evento y la gratitud de quienes tenían miedo de meter la cabeza bajo el agua y terminan con una foto a 15 metros bajo el mar. Y a pesar de la exigencia, de los obstáculos y del esfuerzo, Damián sigue buscando nuevos proyectos. Su próximo objetivo: un centro de buceo combinado con actividades deportivas como natación, palestra, kayak, náutica. No puede ir en contra de su esencia. "Hoy en día, si tengo un rato libre y me invitan a emprender algo nuevo, me meto de lleno enseguida".

En 3 preguntas

  • ¿Qué claves le darías a alguien que quiere emprender? Sentir pasión y motivación por la actividad que vas a emprender. Estimar correctamente el capital; es lo fundamental para llegar al final. Escribir, porque ayuda a plasmarlo y aclara las cosas. Estar listo para los golpes. Parte de emprender es golpearse, caer, levantarse y seguir. Pasa en todo proyecto y hay que aprender de los errores. Disfrutar. Si pensás en una idea de negocio y no te apasiona realmente, es mejor no emprender. Y una vez que estás embarcado en el emprendimiento, seguir disfrutando, para mantener la motivación propia y la de los otros.
  • ¿Cuál es el valor de delegar en un caso como el tuyo? El valor más importante y el que estoy aprendiendo paso a paso, es que el equipo que te rodea es fundamental. Sin la gente que te rodea no llegas a ningún lado, así que hay que saber valorar, además de coordinar y motivar.
  • ¿Mitos y realidades sobre el mundo emprendedor? El mito es "me voy a salvar con esta idea". Siempre se piensa que de alguna manera mágica abandonás tu trabajo y tu emprendimiento va a ser un rotundo éxito. Hay que estar motivado pero mantener el realismo.La verdad es que te enfrentás a muchos obstáculos que golpean tu plan. Sin embargo, lo mejor es mantener la motivación y pensar que la meta es hacer lo que te gusta de la manera que te gusta.

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres

1 comentarios
WAN · Hace 29 meses

que interesante