Contenido

16 de junio 2014

Crecimiento artesanal

En 2003, Guillermo Frusto fundó PampaGourmet, una empresa que produce alimentos gourmet. Casi 11 años después, busca expandirse y continuar creciendo sin perder su esencia original.
$.-
A Guillermo Frusto siempre le gustó el campo. "El camino está lleno de impedimentos, pero cuando uno está seguro de su idea, nada te puede detener".Cuando en 2003 dejó su trabajo para hacer miel en la estancia de sus suegros en Daireaux, dio el primer paso para fundar PampaGourmet, un proyecto que integra la riqueza natural de distintos rincones de país, una producción que busca lo artesanal, yalimentos gourmet de alta calidad.

Al principio, hacía miel a granel con un amigo, pero en su segundo año de cosecha, con la crisis de los nitrofuranos que impactó el sector apícola argentino, no se pudo exportar más a la Unión Europea. Como en nuestro país el consumo interno es bajo, pensó en hacer algo distinto, en agregar valor a lo que tenía. Así, se puso a cocinar productos basados en la materia prima que tenía: miel. Mostaza y miel, salsa de chocolate con dulce de leche y miel, salsa de frutos rojos con malbec y miel...

Vivía un poco en Daireaux y un poco en Zona Norte, con su esposa y sus tres hijos, hasta que en 2006 compró una fábrica en San Fernando y dio el salto para ser una empresa elaboradora de productos gourmet.  No era fácil viajar constantemente y,además, necesitaba habilitaciones que en el campo no tenía. Para Guillermo, emprender desde el interior del país tiene su cara y su contracara."Por un lado, estás más cerca de los lugares de producción y de los tambos, y el trato con el municipio es directo. Pero, por el otro, en Buenos Aires todo está más cerca: los insumos están acá y despachamos al resto del país desde la capital. Además, con la subida del combustible y el precio de los fletes, pensás dos veces antes de viajar".

Sin embargo, la empresa mantiene en su esencia el tinte del interior. Para cada producto hay una selección muy cuidad de los ingredientes, según las particularidades de cada región argentina. El ají viene de Salta, las ciruelas de Baradero y de General Roca, al orégano lo traen desde Cachi, viajaron a Mendoza para buscar duraznos y traen fruta de Río Negro. Los sabores propios del país de la mano de pequeños y medianos productores.

"Nos diferencia la calidad de las materias primas, lo cual se siente en el producto final. Además, tratamos de no usar aditivos alimentarios ni conservantes. Muchos de nuestros productos están diseñados para transformarse en orgánicos, que es a lo que apuntamos en un futuro cercano".A pesar de su crecimiento, PampaGourmet mantiene su carácter artesanal y la mayoría de las tareas se realizan de manera manual.

En 2010, entró a un fondo de ayuda a pymes, integrado por el Banco Interamericano de Desarrollo y otros cuatro argentinos, que le permitió seguir expandiéndose. En la actualidad, están presentes en Buenos Aires, Salta, Santa Fe, Córdoba, Misiones, Chaco, Formosa y algo de la Patagonia, exporta a Chile y México y tiene planes expandirse a Ecuador y Uruguay. 

Para Guillermo, los programas para emprendedores on un gran puntapié inicial para una start-up. "Te ordenan, te ayudan a pensar y te brinda contactos. Ahí adentro conocés gente que después es clave para tu negocio, sacás ideas y muchas veces hay capacitaciones que son fundamentales". Con PampaGourmet participaron en NAVES, y en 2008 recibieron varios galardones: ganaron el Premio BBVA al emprendedor agropecuario, el Premio Bodega Graffigna y Universidad de San Andrés al emprendedor, y el Premio La Nación – Banco Galicia a la mejor innovación agroalimentaria.

Como tantos otros que empezaron su propio proyecto, Guillermo afirma que una vez que pica el bichito emprendedor, es imposible parar. "Emprender es un estilo de vida en el que uno no puede darse por vencido. Porque el camino está lleno de impedimentos, pero cuando uno está seguro de su idea, nada te puede detener".

En 3 preguntas

  • ¿Qué proyectos tienen a futuro? Queremos seguir desarrollando productos y focalizarnos en lo orgánico. Como la oferta es escasa, la idea es producirlo nosotros mismo. ¡El dulce de leche es la bandera argentina, así que puede ser uno de nuestros próximos pasos!
  • Una anécdota...En 2007 mandamos cajas a Alemania, sin saber cómo funcionaban las cosas.  No sabía que tenía que pedir un certificado para el cliente que recibe los productos, y me llamó una mujer para informarnos que sin ese documento no podían sacar la mercadería del puerto. Desesperado, mandé mail al consulado argentino en Alemania, y al otro día me llamó un alemán hablando en castellano diciendo que habían podido sacar las cajas y que todo estaba bien. ¡No podía creer!
  • ¿Qué consejo le darías a alguien que quiere emprender? Que siempre calcule al doble los tiempos que estimó en el cash flow, porque todo se suele alargar, y hay que comer y seguir viviendo. Emprender es duro, tienen que estar dispuestos a hacer muchos esfuerzos y a ocuparse de todo a la vez, desde producir hasta hablar con un abogado y manejar la empresa.

Compartí

2

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres