Contenido

¿Se puede pensar en la sustentabilidad?

Aa
Apostar a la sustentabilidad es pensar en los resultados ambientales y sociales de nuestra actividad. Las Pymes también pueden evaluar cuál es su impacto y buscar que sea positivo.
$.-
Trabajar en el marco de un modelo sustentable presenta una ventaja competitiva para el negocio por ser un diferencial en el mercado. Son pocas las pymes que incorporan prácticas ambientales o con su comunidad y esto presenta gran una oportunidad de diferenciarse de sus competidores. Los clientes,  tanto las grandes empresas y como los consumidores individuales, cada vez se interesan más por empresas que sean responsables y les ofrezcan productos o servicios desarrollados bajo estos criterios. Esto también es importante a la hora de exportar ya que en los mercados internacionales se  exige que los materiales de producción cuenten con certificaciones ambientales o se piden garantías acerca de las condiciones laborales bajo las que se elaboran los productos.

Incorporar criterios sociales y ambientales al negocio puede parecer algo complejo y costoso, pero no necesariamente esto tiene que requerir de una inversión. A continuación presentamos algunas propuestas para tener en cuenta para empezar a incorporar la sustentabilidad al negocio en relación al cuidado ambiental, la responsabilidad social interna y el impacto en la comunidad:

Cuidar el ambiente no siempre requiere de una inversión. Con la regla de las 3R “reducir, reusar y reciclar” se puede hacer una gran contribución sin afrontar ningún gasto.

  • Ahorrar energía mediante el reemplazo de focos incandescentes y apagar la luz y desconectar los equipos electrónicos que no se estén usando.
  • Reducir el consumo de papel inspirando a tus empleados a que usen los medios electrónicos como el mail y la mensajería instantánea como medios de comunicación, e imprimir doble faz lo que sea necesario.
  • Utilizar papel de fuentes certificadas. Existen distintos proveedores de papel que garantizan que los bosques fueron manejados de forma sustentable. Algunas opciones son: el papel FSC (Fores Stewardship Council, es la organización que certifica la fuente del papel), de caña de azúcar reciclada o papel reciclado. Recordá buscar el sello para garantizar la veracidad de la información.
  • Existen otros productos que cuentan con certificaciones ecológicas para tener en cuenta, como: tinta de impresión ecológicas, baterías recargables, cueros sustentables  y productos de limpieza general ecológicos.
  • Enseña a tus empleados a clasificar los residuos disponiendo diferentes tachos para separar los sólidos orgánicos de los desechables y el papel/cartón. En una oficina el papel es el residuo más crítico pero si contás con más espacio podés separar también plásticos, vidrio y latas. Para el retiro de los residuos deberías averiguar cuál es el sistema de recolección de la ciudad adonde se ubica o contactarse con alguna organización o cooperativa de la zona que reciba materiales reciclables.
  • Para optimizar la material prima utilizada para el negocio sugerimos revisar el proceso de producción detectando si se producen deshechos innecesarios. También se pueden reemplazar algunos materiales por otros más sustentables como, por ejemplo con materiales reciclcables o reutilizables.
  • Los empleados son el grupo más cercano que tiene el negocio, el compromiso con su bienestar es un primer paso hacia ser una empresa responsable. Algunas sugerencias para promover una mejor calidad de vida en el ámbito laboral:
  • Incorporar un comedor en la planta u oficina, o realizar acuerdos con proveedores locales para promover una dieta balanceada y accesible en precio.
  • Ofrecer flexibilidad horaria para que los empleados puedan pasar tiempo en familia o realizar trámites personales. Hay distintas formas para implementar este beneficio como el "teletrabajo", ofreciendo una jornada reducida a la semana o menusualmente.
  • Promover la capacitación del personal. Existen muchas organizaciones e instituciones que dan cursos gratuitos o de muy bajo costo para perfeccionar distintas habilidades. Además se puede promover el acceso a una carrera universitaria o terciaria ofreciendo flexibilidad horario o alguna ayuda económica.
  • Realizar jornadas de integración. Esto puede incluir pausas laborales para realizar festejos o propuestas recreativas o pueden ser jornadas fuera del horario laboral en las que también se  incorpore a las familias.

Cada oficina, negocio o planta está ubicado en una ciudad o un barrio en el que existen personas y entidades con distintas necesidades. Escuelas, hospitales, organizaciones sin fines de lucro, comedores, bibliotecas, clubes, pueden ser algunas instituciones que se encuentran ubicadas en las cercanías de donde se desarrolla la pyme y a las que se puede acompañar reforzando el vínculo con la comunidad  y logrando lazos duraderos de "buen vecino".
  • Los deshechos de algunas actividades muchas veces pueden ser materiales útiles para otros. Una práctica recomendable es realizar una alianza con alguna organización que le de una utilidad a los materiales en desuso. Por ejemplo, un taller de costura solidario puede recibir retazos de tela, una ONG que trabaja con la construcción de viviendas puede recibir materiales de construcción y un comedor puede recibir alimentos en buen estado. De esta forma, se puede contribuir con la comunidad y cuidar el medio ambiente sin necesidad de una inversión extra.
  • Existen organizaciones que capacitan a distintos grupos en situación de vulnerabilidad para poder acceder un empleo, por ejemplo, jóvenes sin estudios pero con mucho compromiso, personas mayores, personas con discapacidad, entre otros. Dependiendo de la necesidad del puesto se puede contactar a alguna de estas organizaciones para solicitar un postulante. Esta es una buena opción ya que la organización proveerá  acompañamiento y contención de la persona incorporada.
  • Apadrinar alguna organización de la comunidad local. Una práctica recomendable es que entre todos los empleados se proponga una organización o entidad cercana al lugar de trabajo a la cual acompañar o apadrinar. Se pueden realizar colectas y llevar donaciones, o impulsar jornadas solidarias en las que los empleados junto a sus familias lleven adelante tareas solidarias.

Para implementar este tipo de acciones lo más importante es analizar cuidadosamente cuáles son las alternativas más apropiadas para cada negocio. En síntesis,  usar la creatividad y planificar correctamente.  La mayoría de las iniciativas propuestas buscan generar un cambio positivo sin representar una inversión importante.
Algunos sitios para visitar:


http://www.iarse.org/
http://www.valor.amia.org.ar/
http://www.csr-in-smes.eu/downloads/brochure_spanish.pdf
http://www.pymessostenibles.net/
http://ecomania.org.ar/
http://sustentator.com/blog-es/
http://www.hacercomunidad.org

Compartí

0

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres