Tips para ser más productivos

Tips para ser más productivos
Hacer cientos de tareas en un día no es sinónimo de productividad. Cómo lograr alcanzar un alto rendimiento, que sea saludable y sostenible en el tiempo, para sacarle más provecho a tu jornada.
$.-

Existe una queja común a todos los empresarios pyme: el tiempo no alcanza. O, mejor dicho, dos: el tiempo no alcanza y estoy agotado (¡y necesito vacaciones ya, pero no puedo tomarlas ahora!).

Dejando de lado el humor, algo que me llama la atención es ver qué, en algunos ámbitos, está bien visto mostrarse muy activo, cansado, quemado, estresado, tapado de cosas. Pero el activismo no necesariamente es sinónimo de productividad. Es posible hacer un uso más eficiente de tu tiempo y alcanzar un rendimiento saludable.

Aquí algunos tips que pueden ayudarte a encontrar el equilibrio para tener un alto rendimiento que sea saludable y sustentable en el tiempo:

  1. Priorizar. Es el principal desafío, pero el que más frutos dará. Si en tu cabeza todo es urgente y merece el mismo grado de atención, no estás pudiendo priorizar. Esto incluye poner límites: ¿hace mucho que no decís “no”?
  2. Los inicios son importantes. Comenzá tu día planificando. Planificá también el mes y el año. Resultan muy útiles las famosas listas de “things to do” (cosas para hacer).
  3. Anotar. Volcar en algún soporte ideas, compromisos y tareas libera espacio en nuestro “disco rígido”, algo fundamental para poder ser más creativos y eficientes, y nos ayuda a ordenar los asuntos pendientes.
  4. Setear tus metas. El punto de partida siempre debe ser trazar objetivos desafiantes. No te olvides de medir su validez y sus avances. También vale recalcular.
  5. Pensar en términos de costo-beneficio lo que hacemos a diario. Viene bien recordar la obviedad: nuestro tiempo y energía son recursos limitados.
  6. Ojo con el multitasking. Si todos los días estamos en “modo multitarea”, es posible que nos pensemos muy productivos por abarcar muchas cosas, pero acumulamos cansancio y estrés. Pagamos un costo por trabajar así. Algo recomendable es agrupar tareas similares por bloques de tiempo, asignarles un tiempo reloj, que no tiene que ser extenso, pero sí de calidad, silenciando o apagando las alarmas y notificaciones del celular para poder enfocarse.
  7. Aprender a delegar. Nadie va a hacer las cosas como vos. Es verdad. Pero eso no significa que otros puedan resolverlo incluso mejor. Podés armar un buen equipo y aprender ciertos pasos y reglas sencillas para una correcta delegación.
  8. Desconectar y disfrutar del ocio sin culpas. Muy ocupado no es sinónimo de muy productivo. A veces menos es más y todos necesitamos un tiempo para recargar energía.

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres