Productividad

6 tips para usar Whatsapp en tu negocio

6 tips para usar Whatsapp en tu negocio

La inmediatez y bajo costo de la comunicación vía esta aplicación es una enorme ventaja para muchos negocios. Pero, cuidado: atender pacientes y clientes o coordinar equipos de trabajo desde el celular requiere algunas normas básicas para resultar efectivo.

$.-

Manejar tu negocio desde un celular es una fantasía hecha realidad en años recientes, y potenciada por la mensajería instantánea, gratuita y sin límites geográficos ni de soportes. La aplicación Whatsapp ha revolucionado las comunicaciones personales permitiendo hablar, intercambiar mensajes, enviar archivos, fotos y videos a bajísimo costo.

Seguramente ya la estás usando también para alguna de estas actividades en tu negocio:

  • Consultas, cotizaciones, presupuestos y reservas de clientes.
  • Servicio posventa: soporte técnico, consultas de satisfacción, feedback de los clientes, seguimiento de reclamos.
  • Comunicación interna y trabajo en equipo.
  • Marketing y envío de promociones.
  • Gestión de comunidad de clientes.
  • Reuniones virtuales.
  • Llevar servicios a alcance global.
  • Trabajar en forma colaborativa con otras pymes.
  • Contacto gratuito con todo el mundo.

¡Qué gran ventaja poder hacer una consulta en cualquier momento, comunicarse en grupo o enviar fotos y videos casi sin limitaciones! Sin embargo, como toda herramienta de comunicación, puede ser fuente de conflictos o improductividad si no se utiliza con criterio.Como toda herramienta de comunicación, Whatsapp puede ser fuente de conflictos o improductividad si no se utiliza con criterio en el negocio.

Algunas claves para el uso eficiente y efectivo de esta aplicación de mensajería instantánea para trabajar.

  • Crear grupos para fines específicos. Trabajar en equipo es una gran ventaja, pero llenarse de grupos y mensajes que no te importan no es productivo para nadie. Asegurate de crear grupos para actividades o proyectos en particular, comunicar solo lo necesario y darlos de baja si se concluye la tarea en cuestión.
  • Sin horarios y sin límites no quiere decir libre. Mensajes de voz a un proveedor a las tres de la mañana o recordatorios de tareas a tu equipo fuera del horario de trabajo acordado pueden resultar invasivos. Evitá también las cadenas interminables y la comunicación permanente sin una razón concreta.
  • Tono comercial. Si bien es un medio más informal que los correos electrónicos o las llamadas de voz, recordá siempre que se trata de una relación laboral. El humor, la ironía o el doble sentido pueden ser moneda corriente en este medio cuando se usa entre amigos, pero evítalo a toda costa en comunicaciones comerciales.
  • Escribí respuestas preestablecidas para situaciones repetitivas. Ante situaciones que se repiten, como consultas sobre productos, reservas de turnos u otras específicas de tu actividad, lo mejor es escribir respuestas estandarizadas que puedas utilizar con un solo click: “Gracias por su consulta…”; “Realizamos factura A…”.
  • Imagen corporativa. Asegurate de transmitir los aspectos clave de tu imagen de empresa. Usá la foto de perfil para presentar tu negocio; digitalizá tu logo, folleto o papelería para poder enviarla en adjuntos, etc. Prestá atención a la ortografía y la forma de comunicación, ya que estás representando a tu negocio.
  • ¡Cuidado con la confidencialidad! Todo puede ser reproducido y reenviado. Sé cuidadoso con la información que transmitas por este medio. Es muy fácil de guardar y reproducir fuera de contexto, aun cuando supongas confidencialidad. No reveles datos sensibles como números de tarjetas, contraseñas o listas de precios o clientes.

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres