Liderazgo

Cómo liderar en tiempos de crisis

Cómo liderar en tiempos de crisis
En pos de incrementar la productividad, trabajar en la motivación y entusiasmo de los colaboradores es un gran desafío para las organizaciones y los líderes en contextos de incertidumbre.
$.-

Trabajar en la motivación y entusiasmo de los colaboradores es un gran desafío que poseen las organizaciones y los líderes en tiempos de incertidumbre y crisis, de cara a incrementar la productividad y eficacia organizacional. Es necesario contar con líderes capaces de contagiar y motivar a las personas a pensar en lograr resultados extraordinarios.

Algunos puntos para destacar:

  • Comunicación basada en la misión, valores éticos y prácticas de la organización. Crear un clima organizacional positivo que contagie y una a la gente para que sepan, puedan y quieran lograr mayores resultados. Esto basado en los valores de tipos éticos o vinculados a las personas, tales como la honestidad, el cuidado de la gente o valoración del capital humano. No hay que traicionar estas declaraciones, como sucede muchas veces, quebrando el contrato de buena fe y confianza que lleva años construir. Este es un pilar fundamental que la organización debe mostrar su solidez en tiempos de turbulencia.
  • Motivar involucrando. Es clave entender que el potencial de todos los colaboradores contagiados y motivados es arrollador. Por eso, deben generarse programas integrales en los que participen los distintos niveles jerárquicos, que promuevan la creatividad e innovación, que son dos fuentes de energía constantes e inagotables que harán que una organización no solo obtenga resultados extraordinarios, sino también sustentables en el tiempo, ayudando a sortear contextos dificultosos. En este marco, reconocer los logros y resultados que se vayan obteniendo, aspecto de importancia no menor que a veces los líderes dan por obvio y se pierden el efecto tan positivo y multiplicador de energía que genera el reconocimiento.
  • Foco en los líderes para aumentar la productividad y motivación. No todos los líderes tienen la habilidad de contagiar a los colaboradores para que traduzcan su día a día a más y mejores resultados que se necesitan primordialmente en contextos de inestabilidad. Por eso, hay que brindarles herramientas que les permitan afrontar las crisis de manera adulta y fortalecida, ya que la historia demuestra que aún en las peores crisis siempre hay ganadores y perdedores. Se necesita que los líderes entiendan la crisis y las causas, evitar lo que la mayoría suele hacer que es actuar sobre los efectos. Los líderes juegan un rol clave en estos contextos, ya que son ellos quienes deben velar por el aumento de la productividad y motivación de los colaboradores para hacer frente a los contextos difíciles.

Es necesario contar con líderes capaces de contagiar y motivar a las personas a pensar en lograr resultados extraordinarios o encender esa llama sagrada que todos llevamos dentro, mostrándoles siempre el destino al que se dirigen y con la aspiración de lograr RESE (Resultados Extraordinarios, Sustentables y Equilibrados).

Cuando hablamos de RESE, nos referimos a aquellos resultados que trascienden de manera extraordinaria e impensada hasta el presente lo que personas, equipos y organizaciones comunes son capaces de lograr, haciéndolos además sustentables en el largo plazo y generando que todas las partes del mismo sistema se mantengan en equilibrio saludable. Significa ir más allá de la mera ejecución de tareas y el estricto cumplimiento de los objetivos estipulados, lo cual resultará clave en tiempos de crisis.

En definitiva, cuando hablamos de liderazgo orientado a RESE, hablamos de adoptar un estilo de liderazgo flexible y certero en función de las habilidades, conocimientos y actitudes que posean los seguidores, para lo cual debe ser un excelente coach, mentor, consejero, gerente, jefe y patrocinador, rompiendo todo inmovilismo de estilo que por limitaciones propias o culturales del sistema impidiera aplicar el más apropiado.

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres